¿Es posible emprender en el sector cultural?

El emprendimiento se suele relacionar con las nuevas tecnologías, pero existen otros muchos ámbitos en los que se puede emprender como la cultura en todos sus aspectos: música, pintura, literatura, danza, teatro, cine etc.

¿Es posible emprender en el sector cultural?¿Es posible emprender en el sector cultural?
  • linkedin
  • google+

Según la información publicada por la web de Emprendedores en el mes de julio del año pasado, las industrias culturales representan el 3,5% del Producto Interior Bruto de España y generan 480.000 puestos de trabajo. El número de empresas culturales en 2015 superó a las 108.500, equivalente al 3,4% del total de empresas de España. Por lo tanto, el sector de la cultura representa una parte muy importante de la economía española y puede ser una buena oportunidad para emprender.

Preguntas que debes hacerte antes de emprender en el sector cultural

La cultura en muchos de sus ámbitos tiene determinadas características que la hacen diferente, en el sentido de que los parámetros o bases que se aplican a otros sectores del emprendimiento, en la cultura deben ser considerados de forma distinta. Por ese motivo, es necesario hacerse algunas preguntas antes de enfrentarse al reto de emprender en cultura:

¿Cuál es tu propuesta de valor?

En cualquier negocio que queramos emprender y más en la cultura, debemos preguntarnos cuál es nuestra propuesta de valor, es decir, qué es lo que hace a nuestro producto o servicio diferente. Cuando emprendemos partimos de una idea y debemos ser capaces de mostrar los beneficios de esa idea a nuestros clientes potenciales, de forma que se haga evidente cuál es nuestra propuesta de valor, porqué nuestro producto o servicio es distinto al de la competencia.

¿Cómo se emprende cuando no existe una necesidad clara de los clientes?

En el ámbito del emprendimiento en general cuando tenemos una idea de negocio lo habitual es probar esa idea antes de seguir desarrollándola para ver si cubre una necesidad de nuestro público objetivo, pero con la cultura esa prueba inicial es complicada porque sólo al leer un libro, al ver una obra de teatro, escuchar una canción, asistir a un concierto etc. se puede saber si gusta o no. Por lo tanto, se trata de crear un público objetivo poco a poco alrededor de una propuesta de valor, ya que la mayoría de los negocios culturales se basan en elementos que no son tangibles como el prestigio, el reconocimiento y el buen nombre.

¿Tengo que elaborar un modelo de negocio?

Para cualquier negocio que nos propongamos emprender y también para negocios de tipo cultural, es necesario pensar en un modelo de negocio, es decir, en el modo en el que el emprendedor va a producir, distribuir y adquirir valor en torno a su producto o servicio. Un modelo de negocio es la base de cualquier emprendimiento, ya que representa la hoja de ruta del proyecto y es el elemento que nos permite validar nuestra idea.

¿Qué tipos de negocios se pueden plantear en el sector cultural?

El sector de la cultura es muy amplio y los negocios que se pueden plantear son de muy distinto tipo: editoriales, productoras culturales, discográficas, empresas organizadoras de espectáculos, de música y eventos etc. Por otra parte, debemos tener muy en cuenta el poder de la tecnología y de las redes sociales, como una forma de difundir nuestro proyecto y de crear ideas en el ámbito cultural que sean realmente innovadoras.

Emprender ya sabemos que es complicado y en el ámbito cultural tiene además unos matices que debemos considerar antes de comenzar a desarrollar nuestro proyecto, pero la cultura no deja de ser algo básico que nos define y que es esencial para nuestro desarrollo como personas.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.