“Los buenos artistas copian, los grandes artistas roban”

¿Es el remixing una forma de creatividad?

“¡Todo es un remix! Desde Steve Jobs a Bob Dylan, todos los grandes creadores cogen prestado, transforman o roban”, asegura Kirby Ferguson - fundador de www.everythingisaremix.info - sobre el origen de la creatividad.   

¿Es el remixing una forma de creatividad?¿Es el remixing una forma de creatividad?
  • linkedin
  • google+


En este sentido, Ferguson advierte que es de esta manera como la humanidad ha ido progresando a los largo de los años. Según explica este cineasta, la creatividad viene de fuera y no de dentro, y es que el Ser Humano no es independiente, sino dependiente.



Para ilustrar su teoría, Ferguson expone los casos ya mencionados de Bob Dylan y Steve Jobs, dos de las mentes más creativas de nuestro tiempo, pero a la vez, dos de los mayores “ladrones”.



Mediante múltiples ejemplos, Ferguson demuestra que tanto Dylan como Jobs “cogieron prestadas” ciertas buenas ideas, para transformarlas en algo genial. Dylan por ejemplo imitó canciones y letras de otros artistas folk como Jean Ritchie, Dominic Behan o Paul Clayton, mientras que Jobs, se apropió en repetidas ocasiones de tecnología de terceros.



Fue en 2007 cuando Jobs anunciaba a bombo y platillo la aparición del iPhone, un teléfono móvil basado en la tecnología multi-touch o táctil, de la que presumía ser el creador. Sin embargo, Jeff Han ya había anunciado esta tecnología un año antes, de la que además no se consideraba el padre. Lo mismo ocurriría con el sistema de desbloqueo deslizante y otras supuesta invenciones que Job se apropió y en algunos casos hasta patentó.



Sin embargo, es curioso escuchar al propio Jobs cuando en 1996 citaba a Picasso, quien tenía un dicho muy popular que decía: “Los buenos artistas copian, los grandes artistas roban”. Así pensaba el fundador de Apple a mediados de los 90, pero mucho cambiarían las cosas para que en 2007 dijera que iba a destruir Android, porque era un producto robado.



Otro célebre creativo como Henry Ford, fundador de la compañía Ford Motor y artífice del método de producción en cadena, asumió desde el principio la teoría de Ferguson al reconocer abiertamente que él no había inventado nada, y que simplemente se sirvió de los descubrimientos que había hecho otra gente a lo largo de los siglos.



El progreso ocurre, cuando todos los factores que contribuyen a éste, están listos. Entonces es inevitable”, dijo Ford.



Retomando la idea de que robar, copiar y transformar es la manera de progresar, Ferguson hace un alegato en contra de los llamados Patent Trolls o troles de patentes, que son aquellos que patentan o compran la patente de un producto sin intención de fabricarlo o comercializarlo. Una actitud que en opinión de Ferguso está frenando el progreso.



¿Qué habría ocurrido si Xerox, creador de Ethernet (el precursor de Internet), del ratón y de la interfaz gráfica de ventanas (Windows) hubiera patentado esta tecnología?



Sencillamente Apple y Microsoft no hubieran prosperado de la manera que lo hicieron, y la humanidad no hubiera progresado con sus innovaciones.



Si hablamos de innovaciones, viene al caso hablar de Manuel Jalón Corominas, innovador español y padre de la fregona moderna y la jeringuilla desechable, entre otras cosas. Jalón fue uno de los grandes innovadores españoles de todos los tiempos, que se dedicó principalmente a mejorar productos ya existentes, haciéndonos la vida más sencilla.



En este sentido, Ferguson llama a la lucha contra estos Patent Trolls, que amenazan a empresas, consumidores y al progreso en general.