Érase dos veces, otra visión de los cuentos clásicos

Érase dos veces es uno de los muchos proyectos surgidos en el estudio Cuatro Tuercas. Junto a él, nacieron también otros como PrePapá o Family Love. Érase dos veces es la nueva visión de los cuentos clásicos que Pablo y Belén, creadores del estudio, quieren aportar al mundo.

Érase dos veces, otra visión de los cuentos clásicosÉrase dos veces, otra visión de los cuentos clásicos
  • linkedin
  • google+

Érase dos veces es un proyecto que revisa los cuentos clásicos y los reinventa, eliminando de sus historias todo atisbo de sexismo, desigualdad, violencia o crueldad. Unos cuentos que muchos padres ven como necesarios, por eso el crowdfunding que lanzaron para comenzar a editarlos tuvo un gran éxito, y cuya colección va aumentando, siempre con gran acogida del público lector.

En la actualidad, a pesar de que siguen existiendo situaciones realmente injustas y actitudes sexistas y violentas, son muchos los que creen que otra sociedad es posible, otra sociedad más igualitaria, respetuosa, sin violencia y con respeto y libertad. Pero para alcanzar esto hay un eslabón básico a tener en cuenta, las nuevas generaciones.

La educación de los adultos del futuro es la esperanza de un mañana mejor para todos, y esta idea en Cuatro Tuercas es lo que marca el trabajo del estudio cada día. Como padres, tanto Belén como Pablo, tenían claro que las historias en las que las delicadas princesas siempre han de ser salvadas por un príncipe, las otras mujeres son brujas o madrastras malvadas o los padres tienen que abandonar a sus hijos en el bosque, no eran historias buenas, ni reales, ni un buen referente para las futuras generaciones.

Pues manos a la obra, se lanzaron y crearon un crowdfunding para poder editar los tres primeros títulos de la colección, las conocidas Blancanieves, Cenicienta y Caperucita iban a vivir nuevas aventuras, y en ellas no iban a ser rescatadas, ni confiadas, ni maltratadas…

 

 

En las historias de Érase dos veces las protagonistas son mujeres reales, decididas, independientes, inteligentes y que rechazan el ideal de amor romántico. Cenicienta lo tiene claro y se independiza, además rechaza los zapatos de tacón y, por supuesto, pasa olímpicamente de los príncipes; Blancanieves no es apresuradamente recogida por siete enanitos, ella comparte piso con siete jóvenes y, como cualquiera que quiera sobrevivir, le toca ponerse a trabajar, la mina se convierte en su lugar de trabajo y Blancanieves en una mujer fuerte que es plenamente consciente de que un beso no la va a salvar de ningún hechizo; Caperucita, por su parte, se dedica a buscar flores moradas por el bosque y se parte de risa con la broma que le gastan su abuela y el lobo.

Pero no son solo cuentos para “niñas”, son cuentos para todos; los adultos disfrutan con cada una de sus páginas, y para los menos avispados, los detalles sexistas, crueles o que levantan diferencias irreales en las versiones clásicas, aparecen con claridad ante los ojos. Para los niños son una buena representación de la igualdad, ya que en sus páginas repiensan la masculinidad, y nos ofrecen masculinidades igualitarias que aprenden con y gracias a estas nuevas heroínas de cuento, heroínas como las niñas que los rodean día a día.

Sin duda, estos cuentos reescritos por Belén Gaudes y Pablo Macías, e ilustrados por Nacho de Marcos, son un éxito seguro y una versión que supera al original con creces, y si no lo crees prueba a compartir con un niño los entresijos de la Blancanieves original, porque tal vez con el paso de los años olvidemos, pero que tu madrastra pida que arranquen tu corazón solo porque eres más guapa, pone los pelos de punta a cualquiera.

En Cuatro Tuercas los proyectos se multiplican, y además de su colección de cuentos, cada vez más abundante y que cuenta con nueve títulos ya (Caperucita, Blancanieves, La Cenicienta, Hansel y Gretel, La Sirenita, La Bella durmiente, Los tres cerditos, Pinocho y La Bella y la Bestia), trabajan también con una tienda de productos para los futuros papás, PrePapá, y con otra de “camisetas con mensajes que dicen verdades, esas verdades que a veces se nos olvidan con el trajín de la ma-paternidad”, Family Love son camisetas que dan voz a niñas y niños con mensajes como "Más importante que los deberes, son los quereres" o "Soy un niño, pero sé cuando me engañan", entre otros.

Otro de sus proyectos, por el que son conocidos como “los del libro de los baños” es Al fondo a la derecha, como ellos lo definen “es el primer libro-objeto pensado para usar únicamente en el wc”. Son 256 páginas con fotografías originales de iconos de baño de más de 15 países distintos, y es el primer proyecto autoeditado del estudio.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.