La orden que lo regula iguala la base entre los gerentes y sus trabajadores

Consulta las novedades más significativas en la cotización de los autónomos

Una de las modificaciones que ha ocasionado mayor polémica entre los autónomos ha sido el aumento de las bases de cotización establecidas para este colectivo. En concreto, las aplicadas a los autónomos con asalariados y a los autónomos societarios, que entraron en vigor el pasado 1 de enero.

Consulta las novedades más significativas en la cotización de los autónomosConsulta las novedades más significativas en la cotización de los autónomos
  • linkedin
  • google+

Según refleja la orden ESS/106/2014 publicada el 1 de enero de 2014 en el Boletín Oficial del Estado (BOE) la base mínima a pagar a la Seguridad Social por parte de autónomos con asalariados con más de 10 trabajadores y de autónomos societarios aumentará hasta los 1.051€, equiparándose a la base mínima del Régimen General de asalariados.

En consecuencia, los gerentes de las empresas tendrán que abonar la misma cantidad por ellos, que por sus trabajadores.

En este sentido, los dirigentes de las asociaciones de autónomos OPA y ATA opinan que la medida “está bien”, porque aunque suponga una subida, hay que ver este incremento “no como un impuesto, sino como una inversión para el futuro”, según declaraciones a infocif.

Sin embargo, también señalan que tener que asumir un aumento del 22% en la base es un desembolso demasiado importante, pues una empresa con 10 trabajadores tienen que pagar al mes más de 500€, “cantidad relevante para los gastos de cualquier pequeña y mediana empresa”, apuntan desde estas asociaciones.

 

Durante el mes de enero de 2014

La base mínima se aplicará a los trabajadores autónomos que hayan tenido en algún momento de 2013 cincuenta o más trabajadores por cuenta ajena

A partir del 1 de febrero de 2014

La base mínima se aplicará a los trabajadores autónomos que hayan tenido en algún momento de 2013 diez o más trabajadores por cuenta ajena

Bases mínima y máxima

La normativa también regula la base mínima y máxima de cotización del Régimen General, siendo 875,70€ y 3.597€ respectivamente.

Autónomos menores de 47 y 48 años 

En lo que se refiere a los trabajadores autónomos menores de 47 años, la normativa contempla que sean ellos mismos los que elijan su base de cotización, dentro de los límites antes expuestos.

Los trabajadores con una edad de 47 años podrán también elegir su base, según los siguientes requisitos:

1-Que su base de cotización en diciembre de 2013 haya sido igual o superior a 1.888,80 €, o causen alta en este régimen.

2-Si su base de cotización fuera inferior a 1.888,80€ no podrán elegir una base de cuantía superior a 1.926, 60 € al mes, salvo que ejerciten su opción antes del 30 de junio de 2014. Podrán superar los 1.926, 6€ el cónyuge del titular que, por fallecimiento de éste, haya tenido que “tomar las riendas” con 47 años.

Las bases de quienes tienen 48 años o más quedan establecidas entre 944,40€ y 1.926,60€. Igualmente se aplica al cónyuge que por fallecimiento del titular haya tenido que darse de alta de autónomos con más de 45 años de edad. La elección de su base quedará comprendida entre los 875,70 y los 1.926,6€ mensuales. 

Trabajadores a tiempo parcial

Para estos autónomos la orden establece una reducción en la cuota del 8,3%, de la que el empresario se hará cargo del 6,7% y trabajador del 1,6%.

En cuanto a los contratos de carácter temporal, cuya duración sea inferior a siete días, la cuota empresarial a la Seguridad Social por contingencias comunes sube un 36%.

Asimismo, en los casos de pluriactividad con jornada laboral completa o parcial superior al 50%, el pago será de 438€. Cuando la base elegida sea del 50% de la mínima de cotización, la cantidad ascenderá a 656,70€, mientras que cuando sea del 75%, la suma alcanzará los 744,30 €.