Enfermeros de salud medioambiental, una especialidad médica con futuro

Cada vez aparecen más profesiones nunca vistas antes, profesiones que poco a poco van revolucionando el mercado laboral. Para cubrir vacantes en ellas se buscan candidatos con perfiles muy cualificados, que además cuenten con gran variedad de habilidades personales. Una de estos nuevos perfiles profesionales es el del Enfermero de Salud Medioambiental, una de las profesiones con mejor proyección de futuro.

Enfermeros de salud medioambiental, una especialidad médica con futuroEnfermeros de salud medioambiental, una especialidad médica con futuro
  • linkedin
  • google+

Cada vez aparecen más profesiones nunca vistas antes, profesiones que poco a poco van revolucionando el mercado laboral. Para cubrir vacantes en ellas se buscan candidatos con perfiles muy cualificados, que además cuenten con gran variedad de habilidades personales. Uno de estos nuevos perfiles profesionales es el del Enfermero de Salud Medioambiental, una de las profesiones con mejor proyección de futuro.

Para optar a este puesto de trabajo es necesario ser médico especialista, pero especialista en las enfermedades provocadas por nuestro entorno. Estos nuevos “enfermeros” han de ser capaces de hacer frente a intolerancias y enfermedades que todavía no están muy investigadas y sobre las que los datos escasean. Algunos expertos sitúan esta ocupación como una de las más necesarias para las próximas décadas.

Esta profesión, en realidad, no es del todo nueva, pero sí que ha ido evolucionando con el paso del tiempo. Ha pasado de estudiar y tratar los riesgos laborales tradicionales, a hacerlo con los grandes males de la actualidad, como el estrés, las alergias o las enfermedades raras, muchas de ellas provocadas por la sensibilidad de los pacientes a la multitud de agentes químicos que conviven con nosotros en nuestros días.

Aquellos que deseen dedicarse a esta rama de la medicina deberán combinar la formación médica tradicional con la constante investigación de los nuevos hábitos de vida y costumbres de los pacientes, conociendo muy bien todo aquello que nos rodea, y que sin que seamos conscientes de ello del todo, influye en nuestra salud de manera determinante.

Hoy en día, los enfermeros de salud medioambiental ya pueden especializarse en el trabajo a través de los cursos que comienzan a impartirse en centros como la Universidad Complutense de Madrid o el Ilustre Colegio Oficial de Médicos de la misma ciudad.

Pero las posibilidades que plantea el cuidado de la salud medioambiental son muchas, y algunas de ellas salen de lo que es estrictamente la consulta del médico. Es cierto que, enfermedades comunes como las respiratorias o las alergias están provocadas por los efectos del ambiente en nuestro organismo, y a su vez que estas enfermedades están directamente relacionadas con las emisiones perjudiciales que nuestro modo de vida emite al medio ambiente.

Como los casos de este tipo de patologías han aumentado considerablemente en las últimas décadas, los enfermeros de salud ambiental son y serán perfiles muy demandados porque se hacen imprescindibles, ya que aúnan los conocimientos médicos con los conocimientos medioambientales y los referentes a su impacto en las personas.

Sus competencias aumentan cuando además del cuidado de las personas, se hacen necesarios también para las empresas. Para ellas resultan básicos, ya que forman y asesoran a las compañías y a sus empleados sobre los efectos que puede tener en su salud, y en la de su entorno, la generación de residuos, la forma en que los reciclan o cómo controlen la emisión de agentes nocivos.

Además, las empresas también deben cuidar la calidad de sus trabajos, es decir, cómo fabrican sus productos para que el proceso sea correcto y cumpla con todas las normativas medioambientales, tanto locales como internacionales. En este punto, los enfermeros de salud medioambiental también son necesarios.

Aún podemos encontrar otro campo en el que esta profesión tiene salida, la alimentación. Los enfermeros medioambientales fomentan la salud a través de los alimentos, de la forma de alimentarse de las personas, y una vez dominada una correcta forma de alimentarse, nos ayudan extrapolar al ambiente en el que nos movemos sus conocimientos. Desde el aire que respiramos, a los objetos que nos rodean y la forma en la que hacemos las cosas, todo, influye en nuestra salud y todo puede hacerse mejor para mejorarla.

De este modo, esta nueva ocupación forma a las personas para que sean capaces de responsabilizarse de su propia salud, mostrándoles que haciendo las cosas de otra manera, y teniendo en cuenta todas las variables, se puede mejorar la propia salud y la forma en que influimos en nuestro entorno, mejorando entonces el medioambiente.

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.