Founders Fund es el fondo de inversión creador por Peter Thiel

¿En qué invierte el creador de PayPal?

Peter Thiel es uno de esos empresarios totales, que tanto emprende su propio negocio (PayPal) como invierte en el de los demás, y casi siempre con muy buen tino - fue el primer inversor externo de Facebook - . Es de su actividad como inversor de lo que hablaremos a continuación. Una actividad que canaliza a través de Founders Fund, la sociedad de venture capital que constituyó junto a Ken Howery, Luke Nosek y Brian Singerman, todos menos Singerman también cofundadores de PayPal.

¿En qué invierte el creador de PayPal?SpaceX
  • linkedin
  • google+


Invertimos en gente inteligente capaz de resolver problemas complicados, principalmente relacionados con la ciencia y la ingeniería”, reza el manifiesto de Founders Fund, sociedad que entre sus empresas invertidas tiene a Facebook, Airbnb, Spotify, SpaceX o Lyft



Para conocer la lógica de inversión de Founders Fund, primero hay que saber que este fondo tiene dos intereses prioritarios:





 



  • Encontrar la manera de apoyar el desarrollo tecnológico. La tecnología es la impulsora principal del crecimiento en el mundo industrializado

     

  • Conseguir que los inversores obtengan destacados retornos


En primer lugar, Founders Fund se pregunta si queda “verdadera” tecnología en la que invertir. Cuando hablan de “tecnología verdadera” se refieren a tecnología que realmente tenga un impacto en la vida de las personas, que produzca un cambio disruptivo en la humanidad.



La respuesta a la pregunta anterior es: Sí, y mucha. En este sentido, Founders Fund asegura que quedan abundantes áreas en las que progresar, ya que los avances han sido tímidos y lentos. El futuro que la gente imaginaba en 1960 sigue siendo el mismo que el actual. En lugar de tener naves ultrarápidas como el Entreprise de Star Trek, tenemos vuelos baratos, y esto en parte es así porque la ciencia y la tecnología no han contado con los fondos necesarios.



Por este motivo, desde Founders Fund están comprometidos con el avance de la tecnología, cuya comercialización puede ser también muy rentable.



Transporte y Espacio



En 1961 Alan Shepard se convirtió en el primer americano en subir al espacio. Ocho años más tarde, Neil Armstrong sería la primera persona en pisar la Luna y desde 1972 ningún ser humano ha vuelto a visitar este satélite. Asimismo, en 2011 la Casa Blanca suspendía los fondos de la NASA para volver a enviar misiones tripuladas a la Luna.



En este sentido, desde Found Founders opinan que la industria aeroespacial no lo está haciendo muy bien, sobre todo si tenemos en cuenta que se supone que es una industria que definirá el futuro.



Una de las principales barreras para usar el espacio es el alto coste que significa poner material en órbita: unos 20.000 dólares por kilogramo, un precio que no ha variado desde 1960. Esta circunstancia hace que la demanda se mantenga ‘plana’, es decir, que al espacio sólo van los que tiene que ir: los gobiernos y las empresas de telecomunicaciones. Sin embargo, si los costes bajaran, el potencial económico del espacio se cubriría.



Imaginaos si cada vez que quisierais actualizar vuestro iPhone tuvierais que pagar 500 dólares. La conclusión es que lo actualizarías con mucha menos frecuencia, aunque existieran grandes mejoras en el mercado, pues esto es lo que ocurre con el espacio. Actualmente existe tecnología más avanzada que la que hay en órbita, pero no se sube al espacio por temas económicos. Por lo tanto, si se redujeran los costes, el mercado se incrementaría sustancialmente. Queda todo por hacer en el espacio, desde mejorar las telecomunicaciones hasta la generación de energía, pasando por la fabricación de alta precisión en microgravedad.



En este sentido, Founders Found es inversora de la empresa aeroespacial SpaceX, que actualmente está construyendo la primera plataforma comercial privada de lanzamiento de cohetes espaciales, y que aspira a lanzar al hombre a Marte para 2018. Asimismo, está compañía es la fabricante de SpaceX Dragon, una nave espacial reutilizable.





Por otro lado, el transporte aéreo tampoco ha mejorado, si quitamos que ya puede haber internet a bordo, y es que la duración de los vuelos sigue siendo la misma que hace décadas.



Biotecnología



Uno esperaría que la combinación del ADN con la computación hubiera incrementado radicalmente la longevidad y la calidad de la vida, sin embargo, lejos de cumplir estas expectativas, en algunos lugares hasta se ha reducido. Esto no significa que la biotecnología no pueda progresar rápidamente, como demostraron hace 25 años el bioquímico Herbert Boyer y el inversor Robert Swanson artífices de la primera síntesis de insulina producida, que se comercializaría a través de Genentech, compañía creada ex profeso.



Máquinas avanzadas y software



En este aspecto estamos lejos de tener algo que se aproxime a la inteligencia artificial, una carencia con la que pocos contaban hace treinta años. A pesar de esto, las cosas se están haciendo razonablemente bien en lo que se refiere a reconocimiento de voz, aunque queda mucho por recorrer en cuanto a reconocimiento de patrones visuales. Una tecnología que para Founders Found será de las más importantes y lucrativas de la historia.



Otro campo infra desarrollado es el de la robótica, una industria que se centra en producir máquinas híper específicas con objetivos triviales – robots que tocan el violín y sonríen –, en lugar de resolver problemas generales como la locomoción.



Energía



La relación entre energía y bienestar es muy estrecha, con el inconveniente de que las actuales fuentes de energía son extremadamente problemáticas: son caras y afectan negativamente al medio ambiente. A este respecto, las energías alternativas representan una tremenda oportunidad, aunque la incesante escalada de los precios confirme que estamos fallando en este cometido.



Las inversiones que se han centrado en tecnologías alternativas no han producido especialmente buenos retornos, y esto es, porque según Founders Found la mayoría de las compañías buscan simplemente encontrar una fuente de energía que sea casi tan buena como las tradicionales, en lugar de intentar mejorarlas, tanto en coste como en eficiencia. La idea es descubrir fuentes de energía alternativas a las alternativas actuales (sol, agua, viento) que no mejoran lo que ya existe.



Internet



Los avances con la ‘nube’ y otras tecnologías de la computación han reducido radicalmente los costes necesarios para montar un negocio, creando nuevas oportunidades, con visos de buenos retornos. Por lo general, las compañías que destacan son aquellas que se toman internet en serio, como una tecnología capaz de transferir información a escala y con la posibilidad de replicarse en cualquier lugar.



Otras



Para Founders Found las mejores empresas son aquellas que se crean su propio sector