Entrevista a Xavier Pont, cofundador de la red de inversores Ship2B

“En España falta un emprendimiento social profesional, con gente preparada”

La Fundación Ship2B se ha creado con dos objetivos muy definidos: fomentar el emprendimiento social en España e impulsar aquellos proyectos que estén a favor de un cambio en este ecosistema. Xavier Pont, cofundador de la fundación, lamenta la falta de “empresas sostenibles, más responsables, a la par que un capitalismo mucho más humano”.

Entrevista a Xavier Pont, cofundador de la red de inversores Ship2BShip2B es una aceleradora de empresas que generan impacto social a través de proyectos
  • linkedin
  • google+


¿Qué es Ship2B?



Ship2B es una aceleradora de empresas que generan impacto social, es decir, ayudamos a desarrollar proyectos sociales que sean autosostenibles, buscando proyectos que sean muy innovadores y que ayuden a solucionar, de alguna manera, una problemática social concreta.



¿Cómo surge la idea de crear esta red de inversores?



El análisis y el diagnostico que hicimos es que todo este mundo del emprendimiento social de la inversión ‘de impacto’ es un mundo que ha eclosionado en los últimos 10 años en otros entornos geográficos, especialmente en el mundo anglosajón, donde es una realidad muy consolidada. En cambio, en España, es una realidad que se ha consolidado poco. El mundo de los proyectos sociales está, cada vez más en crisis, el estado de bienestar también tiene una problemática relevante y en la confluencia de todo eso, nosotros creemos que hay una gran oportunidad para desarrollar proyectos sociales de una manera autosostenible.



Cuando desarrollamos este diagnóstico es cuando vimos claro que había una oportunidad para desarrollar una iniciativa como Ship2B, donde se trata de conectar el mundo empresarial y financiero con el mundo social.



¿De qué manera ayuda tanto a emprendedores como inversores?



Nosotros trabajamos tanto con emprendedores como con inversores. Para los emprendedores tenemos una serie de programas que ayudan a acelerar sus proyectos, dándoles servicios de formación, mentoring y financiación. Son programas que duran un año donde les acompañamos con una metodología propia.



Y para los inversores, hemos creado una red ‘de impacto’, que nace con la idea de doble rentabilidad: económica y en impacto social. Todas nuestras inversiones intentan generar una rentabilidad para el inversor y al mismo tiempo, generar una rentabilidad en clave de impacto social.



La creación de esta red de inversores sirve para dar apoyo también a todos los proyectos que incubamos en nuestros programas.



Hablabas de la inversión de impacto ¿en qué consiste?



Es cuando inviertes tu dinero esperando una doble rentabilidad, es decir, de lo que inviertes tu esperas obtener un rendimiento financiero, por tanto, cómo mínimo esperas que se retorne el principal de este dinero. Y por otro lado, se genera una rentabilidad en clave de impacto social, tu dinero no es una donación, sino que inviertes al mismo tiempo que generas un impacto social.



¿Qué tipo de problemas encuentras en el emprendimiento social en España?



El problema principal es que faltan buenas iniciativas, de hecho, el emprendimiento social existe en España desde hace más de 100 años. Yo destacaría tres movimientos, uno operativo que ha creado pequeñas cooperativas en ámbitos locales destinados al servicio de la administración. Un segundo, el movimiento de los centros de trabajos de las empresas de inserción a raíz de la publicación de la ‘listme’, que son todas esas empresas que emplean a personas con algún tipo de discapacidad o excluidas. Y un tercer movimiento de las fundaciones, asociaciones que poco a poco han ido entrando en actividades de negocio.



Casi siempre, los emprendimientos sociales han sido de bajo perfil. Por ejemplo, en Inglaterra y EE.UU. hay empresas sociales que cotizan en la bolsa y tienen más de 10.000 trabajadores. En España nos ha faltado un emprendimiento social más profesional, con gente más preparada. Faltan proyectos más preparados y con más componente innovador.



¿Cuántos proyectos habéis puesto en marcha?



A día de hoy tenemos 12 proyectos en marcha que están dentro de nuestros programas. Planteamos incorporar 10 más en los próximos meses con otro programa que vamos a lanzar. Actualmente somos unos 50 miembros y presentaremos la red de inversores de manera oficial el próximo 16 de octubre.



¿Qué cantidad de financiación pueden conseguir los proyectos?



Nosotros trabajamos con emprendedores en fase inicial. Como no hay muchos proyectos de emprendimiento social buenos, hay que crearlos desde el inicio. En estas fases normalmente los emprendedores suelen necesitar entre 50.000 y 200.000 euros.



¿Cuál es el objetivo final de Ship2B?



El objetivo final es ayudar a construir un ecosistema potente de apoyo a la consolidación del emprendimiento social en España. Poder decir que, gracias a Ship2B, se ha desarrollado un ecosistema mucho más potente de emprendimiento social que ayude a contribuir al cambio del modelo económico de nuestra sociedad.



Lo que queremos son empresas más sostenibles, más responsables y un capitalismo mucho más humano.