La revista MIT Technology Review elige a los empresarios tecnológicos menores de 35 años con mayor potencial de 2013

Éstos son los siete empresarios tecnológicos del futuro

Un año más, y ya son 13, la revista MIT Technology Review ha publicado su lista de los innovadores menores de 35 años más destacados del año, capaces de revolucionar el mundo de la tecnología y los negocios en un futuro próximo. 

Estos son los siete empresarios tecnológicos del futuroÉstos son los siete empresarios tecnológicos del futuro
  • linkedin
  • google+


La lista se compone de 35 nombres divididos en cinco categorías: inventores, visionarios, empresarios, humanitarios y pioneros.



En esta ocasión, presentaremos a los siete jóvenes empresarios, que según MIT Technology Review están creando nuevos negocios que podrían revolucionar los mercados, o incluso crear unos nuevos.



Dmitri Alperovitch es el cofundador de CrowdStrike, una empresa de seguridad cibernética concebida con una filosofía diferente: identificar y prevenir los peligros antes de ser atacados. Alperovitch entiende que las estrategias de defensa utilizadas hasta ahora eran erróneas. Las empresas se mantenían en una actitud pasiva, intentado armarse lo mejor posible para bloquear posibles ataques. En CrowdStrike persiguen identificar a los ciberdelincuentes, cuál es su objetivo y cuáles son sus habilidades. Esta información luego se hace pública para llevar a cabo una acción colectiva. Alperovitch lo llama una “defensa activa”.  



Leah Busque es la autora de TaskRabbit, una plataforma que pone en contacto a gente que ofrece trabajos ocasionales con otra que los busca. Los empleadores tienen que registrase y especificar las tareas para la que necesitan gente. Posteriormente TaskRabbit le ofrecerá los perfiles de las personas que tienen las habilidades para hacer ese trabajo, o si ya conoces la persona a la que quieres contratar, puedes acceder a ella directamente. Esta web está pensada originalmente para pequeños trabajos, orientados a cubrirse con gente de la misma ciudad. Sin embargo también hay tareas que se pueden hacer de forma remota, para la que no hay que vivir en la misma ciudad que el empleador. En España existe una iniciativa muy similar llamada Eslife.es, premiada con un premio Lanzadera 2013.



Anthony Goldbloom es el creador de Kaggle, una web en la que las empresas exponen problemas relacionados con el análisis de datos, y que serán resueltos por los expertos registrados en esta plataforma. La manera en la que los analistas resuelven estos problemas es realmente innovadora, ya que la paga será para el que lo descifre antes. Sólo aquel que encuentre la solución y sea el más rápido, cobrará por ello. Es un concurso en el que los expertos en datos compiten entre sí por el premio. Por ejemplo, actualmente existe una competición para encontrar la manera de hacer los vuelos más eficientes. También hay otra en la que Facebook busca expertos en identificar keywords y tags. Este sistema de recompensa está inspirado en la meritocracia, una filosofía que según Godbloom “cuánto mejor seas, más ganarás y más trabajo tendrás”.



Dmitry Grishin es el fundador de Grishin Robotics, una compañía que invierte en robótica en todo el mundo. Grishin está decidido a aumentar el nivel de la industria robótica, ayudando y financiando a empresarios de sector a avanzar en sus productos e ideas. Para este joven empresario ruso la robótica responde a los desafío diarios a los que se enfrenta la sociedad, que cada vez más influida por esta ciencia.



Ben Milne es la persona que hay detrás de Dwolla, una red de pago digital que hace las transacciones de manera instantánea. Además de esta característica, Dwolla se destaca de los demás sistemas de pago en internet en que sólo cobra 25 centavos de dólar por operación, da igual la cantidad que se esté moviendo. Este margen de beneficio queda lejos del de los bancos, que cobran habitualmente entre un 2 y un 3% de la cantidad. Por el momento esta tecnología está únicamente disponible en Estados Unidos, y sólo se pueden beneficiar de ella los clientes de las 16 entidades financieras con las que de momento trabaja. Dwolla hizo transacciones en 2012 por valor de un billón de dólares.



Bright Simons es quien concibió la idea y el proyecto The mPedigree Network, una tecnología que permite verificar la autenticidad de medicamentos. Una problemática muy poco común en Occidente, pero que en África, de donde procede Simons, es causa de muerte de miles de personas. Introduciendo el código de barras en el móvil y enviándolo por sms, recibiras en cuestión de segundos información sobre ese medicamento, entre otras cosas si es una falsificación o está correctamente testado. Este sistema se utiliza actualmente en Ghana, Nigeria, Kenya y la India con programas piloto en Uganda, Tanzania, Sudáfrica y Bangladesh. Simons explica que ya están expandiendo las aplicaciones de esta tecnología, como a semillas o a los cosméticos.



Balaji Srinavasan es el fundador de Counsyl, una compañía que se dedica a examinar el ADN de parejas que quieren ser padres, para determinar si existen probabilidades de que la combinación de sus genes provoque que un futuro hijo desarrolle una enfermedad hereditaria, aunque ellos no la padezcan. Cada año cientos de niños nacen con enfermedades heredadas de sus padres, que sin embargo ellos no la han desarrollado. Una vez detectado el peligro y el grado, los padres podrán decidir libremente y con toda la información en la mano si quieren concebir al hijo de manera natural, a pesar de los riesgos existentes.