Entrevista a Elías Pérez, fundador de IdentityCall y premio “innovador menor de 35 años” en la edición 2012 de EmTech España

“La tecnología española goza de buena salud, aunque flojea un poco en el comienzo de la cadena de valor”

La tecnología española goza de buena salud, o por lo menos eso es lo que piensa Elías Pérez, fundador de Quobis Networks,  y del producto IdentityCall, una tecnología de autenticación de voz que permite a los clientes un alto grado de seguridad en las llamadas telefónicas. Esta tecnología disruptiva le valió a Pérez el premio “innovador menor de 35 años” de EmTech 2012, que aumentó sensiblemente la notoriedad de su empresa.

“La tecnología española goza de buena salud, aunque flojea un poco en el comienzo de la cadena de valor”“La tecnología española goza de buena salud, aunque flojea un poco en el comienzo de la cadena de valor”
  • linkedin
  • google+

¿Qué ha significado para tu carrera ganar el premio “innovador menor de 35 años” otorgado el año pasado por la revista MIT Technology Review?

“En primer lugar, un reconocimiento a título personal, y en segundo lugar, mayor visibilidad. El haber ganado este premio hace que la empresa pueda llamar a más puertas, donde antes era más complicado entrar. Es una línea más en la carta de presentación, pero que al estar el MIT detrás, pues ayuda bastante”

¿Cómo fue tu experiencia en el EmTech 2012?

“Estuvo muy bien, por eso de estar con el resto de premiados, que era gente muy interactiva, con ganas de hacer muchas cosas. Además surgieron muchas ideas y muchas sinergias. Por otro lado, las charlas fueron muy motivadoras. Fueron un par de días en los que estuve muy a gusto.

¿Qué crees que aporta a la sociedad un congreso tecnológico como puede ser el EmTech?

Poder pensar un par de días en innovación con gente que se dedica a ello de manera profesional y eso es fundamental para poder ver más allá. Estos congresos valen para hacer networking, que está bien, pero sobre todo, para pensar durante unos días de una manera diferente cómo tratar los problemas o los retos que te encuentras en el día a día.

¿Qué aplicaciones puede tener IdentityCall y en qué sectores se está aplicando actualmente?

Las más inmediatos son banca y sanidad, donde la identidad de las personas es más fundamental. Sin embargo también se puede utilizar en cualquier vertical de negocio en el que asegurar la identidad del cliente tenga una importancia radical. Tenemos partners que están trabajando con nuestra tecnología dedicándola a temas de medicina, portales de contenido, temas de juego online etc… Aplicaciones hay muchas. Los temas de salud tienen mucha atracción porque hay mucho interés en subir servicios a la nube o a la web, y para eso es fundamental que una conexión web tenga una garantía absoluta de que estamos dando el diagnóstico de una persona correcta y no de otra

¿Qué barreras os estáis encontrando para consolidar vuestro proyecto?

En España la situación económica no es que sea muy boyante, con lo cual es un pequeño problema, porque nuestros clientes principales, que son las operadoras, no en todos los casos están dispuestas a hacer una inversión de arranque. Con lo cual, nos está obligando a cambiar un poco el negocio y hacer venta de alquiler o algún tipo de ayuda financiera para ayudar a llevar adelante el producto.

Fuera de España los problemas que tenemos son menos, pero el tamaño que tenemos nos impide abarcar todo el mercado que quisiéramos. Tenemos una red comercial desplegada a nivel mundial, pero si hubiéramos empezado antes, podríamos haber cogido más mercado del que estamos dejando escapar ahora mismo.

¿Cuál es el estado de salud de la tecnología española?

En concreto, en lo que es mi sector, la tecnología de la información, digamos que el negocio se está segregando en dos tipologías: empresas muy muy grandes con miles de empleados, que tocan todos los palos para ganar grandes contratos en el extranjero, y por otro lado estamos las empresas pequeñas muy muy de nicho y muy focalizadas en la tecnología.

Empresas muy buenas en un área muy específica, y ahí hay casos muy destacables. También es cierto que hay otro tipo de empresas que no son ni muy grandes ni muy pequeñas y que a lo mejor están abarcando demasiado. En concreto hay mucha empresa que se dedica al final de la empresa de valor, que es instalar, pero hay menos que se dedique al comienzo de la cadena, que es hacer el producto. En esa parte sí que flojeamos un poco.

¿Crees que en España se está realmente fomentando el emprendimiento o lo que se les escucha a los políticos son balas de fogueo?  

Pues sí, son balas de fogueo. El emprendimiento está en boca de todos los políticos, pero luego vas al día a día y ves que la situación es otra, que el crédito está cerrado, que la administración no está lista, o que las grandes empresas tampoco están listas para comprar tecnología a las más pequeñas