Quieren participan en la construcción de infraestructuras y 16 reactores nucleares

Empresas españolas optan a 230.000 millones de dólares en contratos en Arabia Saudí

España tiene interés en optar a contratos para participar en la construcción de 16 reactores nucleares y diversas infraestructuras de renovables que Arabia Saudí acometerá hasta el año 2032 y cuyo importe suma 230.000 millones de dólares (unos 167.000 millones de euros), y aspira a otros 300 millones de euros para el sector de la automoción.

Empresas españolas optan a 230.000 millones de dólares en contratos en Arabia SaudíEmpresas españolas optan a 230.000 millones de dólares en contratos en Arabia Saudí
  • linkedin
  • google+

El ministro español de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, anunció en Yeda, al término de la visita oficial del Rey Juan Carlos I a Arabia Saudí, que se va a celebrar una primera comisión mixta en otoño en España con este país para impulsar las posibilidades de acceso a estos contratos multimillonarios.

El sector de la energía, donde España tiene acreditada experiencia, es de gran interés, aunque también el turístico, para proporcionar redes hoteleras de gama media. El país árabe quiere construir antes de 2032 un total de 16 reactores nucleares, el primero del cual debería funcionar en 2019, con una inversión de 7.000 millones de dólares.

Se trata de compensar la actual dependencia energética que Arabia Saudí tiene de los hidrocarburos, porque aunque dispone de una quinta parte de las reservas mundiales de crudo, el actual y creciente ritmo de consumo sólo le garantiza energía fósil por 50 años.

Así, para lograr 17.600 megavatios de potencia de nucleares dedicará 80.000 millones de dólares de inversión; también prevé sacar a concurso equipamientos para garantizar 60.000 megavatios de renovables, en este caso por valor de 150.000 millones de dólares.

Se distribuirán en 41.000 megavatios de energía solar -16.000 de fotovoltaica, 25.000 de termosolar- 9.000 de eólica y otros 10.000 megavatios en fuentes de otro tipo.

Estos contratos no han salido aún a concurso, pero España sí tiene cerca la posibilidad de que dos empresas de componentes de automoción, Antolín y Gestamp, logren asentar sendas factorías con una inversión conjunta de 300 millones de euros.