Conoce el caso de Julio César Sobrino, fundador de una escuela de cata de vinos en Polonia

¿Emprender en el extranjero? ¡Sí es posible!

Cansado del contexto de crisis que vivía España, Julio César Sobrino se dio cuenta de que había más lugares en el mundo donde poder crear su propio negocio, como Polonia, donde en 2012 montó una escuela de catas de vinos a la que pondría su mismo apellido: ‘Sobrino’.

Julio César Sobrino, un empresario español con más de 2.500 seguidores en Facebook ¿Emprender en el extranjero? ¡Sí es posible!
  • linkedin
  • google+

Sería en 2008, ya golpeando fuerte la crisis, cuando este empresario y su mujer toman la decision de irse fuera de España. Sin embargo no es hasta 2012 cuando cogen las maletas para cumplir su sueño de crear su propio negocio.

Nace así la escuela de cata de vinos, un proyecto fruto del trabajo duro y el empeño de un emprendedor con ganas de comerse el mundo. Sin embargo, antes de iniciar esta aventura, Julio César estuvo durante dos años preparándose en Madrid, donde asistió a clases de polaco y a cursos de vinos, para que su formación en este sector fuese “reconocida en el extranjero”, explica el empresario.

Una vez formado, nuestro protagonista emprendió rumbo a Polonia, "país sin tradición de vinos”, y con un nicho de mercado joven y por explorar.

Emprender en el sector del vino fue especialmente complicado en Polonia, puesto que tiene las mismas restricciones como si fuera alcohol de alta graduación. Las normas sobre bebidas alcohólicas son muy rigurosas en este sentido. Asimiso, la publicidad está prohibida, por lo que tiene que darse a conocer mediante la organización de catas de vino gratuitas.

Por otro lado, Sobrino afirma que no es difícil hacerse autónomo en Polonia, puesto que los trámites son más rápidos que en España. Sin embargo, sí se tropezaría con otra barrera: el idioma.

“Que la gente no piense que con el inglés ya se puede emprender en Polonia” advirtió Sobrino, quien considera que es una gran barrera que solo se supera “viniendo aquí”, añade.

En cuanto a la burocracia, ésta pertenece al pasado comunista, aunque "poco a poco va siendo más flexible” incide Sobrino. 

Los pasos que tienes que dar son fáciles: primero empadronarte en el ayuntamiento donde vayas a desempeñar tu actividad empresarial, para después conseguir un permiso de residencia de 3 a 5 años.

En lo que se refiere a emprender en el extranjero, Sobrino recomienda perseguir una idea y hacer que funcione porque "al final la oportunidad aparece y el dinero viene detrás”, asegura.

Si le preguntas por las diferencias entre montar un negocio en Polonia y España, el especialista en vinos es claro y tajante: “En Polonia hay menor presión fiscal hacia las empresas. Además, durante los dos primeros años, la cuota de la seguridad social como autónomo  es mínima".

Por otro lado, si deseas emprender en el sector productivo en general, no pocas empresas españoles buscan partners en Polonia.

Para finalizar, un dato anécdótico, y es que con 2.500 seguidores en Facebook, su perfil es ya todo un referente para los polacos amantes del vino. Es en las redes donde publica todo tipo de información sobre su escuela y los distintos cursos y eventos que organiza durante el año.