El precio de cada aparato rondaría los 370 euros

Emprendedores españoles buscan fondos para democratizar las impresoras 3-D

“Nuestra idea es que cualquiera pueda trabajar con la máquina, llegar a casa y hacerse, por ejemplo, unas zapatillas”, comenta José Manuel Quiles, uno de los padres de Lewihe, una impresora 3-D que busca revolucionar el mercado.

Emprendedores españoles buscan financiación para ‘democratizar’ las impresoras 3-DZapato fabricado con Lewihe
  • linkedin
  • google+

Para Quiles y sus socios (Juan Tendero y Jordi Tendero) el reto está en convertir las impresoras 3-D en un aparato doméstico, para que lo que haría falta abaratar los precios de estas máquinas.

“Hace falta que baje el precio de los componentes. Con impresoras a 200 o 300 dólares, se masificaría el mercado, provocando una revolución casi como la del móvil, porque podrías hacerte lo que quisieras en casa y a muy bajo precio”, argumenta Quiles.

Sin embargo, este proceso de ‘democratización’ tiene su coste: 60.000 dólares en concreto es lo que Quiles y sus socios necesitan para que Lewihe sea convierta en una realidad, para lo que han lanzado una campaña de crowfundind a través de la plataforma Indiegogo, donde en una semana ya han recaudado más de 11.000$.

En caso de que Lewihe acabara comercializándose, su precio sería de 370€, el más bajo del mercado. Tener una impresora 3-D en casa abriría un sinfín de posibilidades, como por ejemplo, “si se te rompe el asa para abrir la nevera, te descargas el molde de internet y te haces una nueva del color que quieras”, explica Quiles.

Y es que según este emprendedor, el funcionamiento de estas máquinas es mucho más fácil de lo que parece, cualquiera se puede descargar un diseño de internet o crear uno propio con un programa de diseño. Según Quiles, existen cientos de diseños preparados para cargar a la impresora y fabricar desde zapatos, esculturas y juguetes hasta piezas mecánicas por precios que en la mayoría de casos no superaran el euro.

Por otro lado, una de las características más significativas de Lewihe, además de su precio, es la posibilidad de imprimir dos tipos de materiales, rígido y flexible, algo que hasta ahora solo era posible modificando la impresora original con paquetes extra, asegura Quiles.