Por el envejecimientos de las redes en los países avanzados y el desarrollo de los emergentes

El sector de infraestructuras moverá 4 billones de euros en 2017

El envejecimiento de las infraestructuras en economías avanzadas y el progreso de aquellas en desarrollo impulsarán un crecimiento anual de la inversión en infraestructuras de un 4 % hasta la segunda mitad de la década, lo que llevará a una inversión total de 4 billones de dólares en 2017.

El sector de infraestructuras moverá 4 billones de euros en 2017Agencia EFE
  • linkedin
  • google+

Según un estudio publicado por la consultora Bain & Company, aunque la demanda de infraestructuras seguirá basculando hacia China e India, a escala global los principales sectores que demandan infraestructuras son los de servicios de electricidad y gas, petróleo y gas, y transporte. Además, se espera que la inversión privada aumente su papel en la inversión global de su total actual hasta un 15 % aproximadamente debido al debilitamiento de las finanzas públicas.

El estudio subraya que el suministro de electricidad y gas, petróleo y gas y transporte concentran el 75 % de la inversión privada en infraestructuras durante los últimos cinco años y que continuarán dominando los futuros escenarios de la demanda. En los sectores eléctrico y gasista, el sector está sufriendo una "desagregación" continua de los activos de transmisión y distribución de energía, señala el estudio, que subraya que las perspectivas sobre los picos en la inversión global en renovables podrían alcanzar hasta 400 mil millones de dólares anuales en 2020.

En petróleo y gas, el resurgimiento de los hidrocarburos con la alta demanda de gas natural licuado en Europa y Asia ha impulsado la necesidad de nuevos medios de transporte e infraestructuras de almacenamiento. En cuanto al transporte, todos los aeropuertos, carreteras y redes ferroviarias ya existentes exigen una reinversión significativa. De hecho, señala el informe, el tren de alta velocidad seguirá aumentando en las economías avanzadas, del mismo modo que la privatización en Europa. Además, el número total de fondos de infraestructuras casi se ha triplicado en 5 años.