La economía española avanzó un 1,4% en 2014

El PIB crece por primera vez en seis años y el IPC baja

Trimestre a trimestre del 2014, el Producto Interior Bruto (PIBha ido creciendo hasta alcanzar a final de año un aumento del 1,4%, situación que no se daba desde 2008, seis años en los que la economía española ha estado estancada y que ahora parece que empieza a despegar, según los datos de INE. 

El PIB se eleva por primera vez desde hace seis años y el IPC bajaEl PIB crece por primera vez en seis años y el IPC baja
  • linkedin
  • google+


En el último trimestre del ejercicio la economía española subió un 0,7%, dos décimas más de lo que lo hizo en el trimestre anterior, hasta llegar al 1,4% a final de año. La tasa interanual, por su parte, se situó en el 2% en el cuarto trimestre, cuatro décimas más que el trimestre anterior, acelerando la trayectoria de recuperación que inició en la segunda mitad de 2013.



La economía española, indica Europa Press, volvió al terreno positivo el pasado año, tras contraerse un 1,2%, en 2013, un 2,1%, en 2012, un 0,6, en 2011 y un 3,6%, en 2009.



A pesar de que la tasa del año es la que se preveía, la tasa trimestral e interanual anunciada por el Instituto Nacional de Estadística (INE) para el cuarto trimestre de 2014 supera en una décima las previsiones del Banco de España, que afirmó que el PIB que crecería un 0,6%.



Previsiones 2015



El PIB para el año 2015, según el Banco de España, está sometido a factores positivos como una mayor moderación de los precios del petróleo, una depreciación del tipo de cambio del euro y una mejora adicional de las condiciones financieras.



Sólo alega un factor negativo, la evolución relativamente favorable de los mercados exteriores.



El IPC baja hasta el -1,7%



El descenso de los precios de la gasolina y el gasoil ha provocado que el índice de Precios al Consumo (IPC) baje a un 1,7% en enero de 2014, lo que se considera un descenso récord, y la tasa interanual llegue hasta un -1,4%, tres décimas menos que un mes antes.



El Gobierno ha descartado que la economía española se encuentre en una situación de deflación. Al respecto, señalan que tener un IPC negativo como consecuencia de la caída del precio del petróleo es “lo lógico” y “es muy bueno” para España, ya que se refleja en los precios de consumo y en la balanza de pagos.