El periodismo y los trabajadores autónomos (Segunda parte)

Desde que diera comienzo la crisis económica en nuestro país, muchas personas han visto en el trabajo por cuenta propia la única forma de poder acceder al empleo. En el caso del periodismo, convertirse en autónomo ha sido también la única salida y oportunidad para muchos profesionales de la comunicación de seguir trabajando.

El periodismo y los trabajadores autónomos (Segunda parte)El periodismo y los trabajadores autónomos (Segunda parte)
  • linkedin
  • google+

Cómo ya vimos en la primera parte de El periodismo y los trabajadores autónomos  hicimos referencia al último Informe de la Profesión Periodística, que cada año elabora la Asociación de la Prensa de Madrid (APM). Empezamos analizando la cifra de empleados autónomos, que va en aumento en los medios de comunicación. Ahora seguimos viendo algunos aspectos más: 

Cómo trabajan los periodistas autónomos

Lo más habitual en el gremio es dedicarse a colaborar con varias empresas, y así lo hace un 46,9% de los profesionales de la comunicación autónomos; pero también hay un 35,6% de los mismos que colaboran con un único medio, algo que según se destaca en el estudio de la APM estaría encubriendo una situación anómala, ya que el profesional se dedica en exclusiva a una empresa pero sin contar con el contrato laboral que debería tener por contra.

Además, en el estudio se añade un dato importante: más de la mitad de estos colaboradores autónomos contaría con un lugar físico asignado en la propia redacción del medio de comunicación, y trabajaría integrado en la estructura del mismo, por lo que esto supondría que este periodista colaborador estaría siendo un falso autónomo.

Presiones y precariedad

Según los resultados del estudio, un 74,8% de los periodistas afirma ceder ante las presiones que reciben, en el caso de los periodistas autónomos la cifra se dispara aún más llegando hasta el 81,9% de ellos. Y solo un 20,9% de estos ‘colaboradores’ afirma no haber sido presionado para “alterar partes significativas de su trabajo”.

Las presiones vienen principalmente de personas relacionadas con la propiedad o gestión del medio con el que colaboran, así lo afirma un 37,2% de los periodistas contratados y un 54,2% de los autónomos, situando a estos superiores por encima de  los poderes políticos (32,9% y 12,4%) o de los poderes económicos (30% y 33,3%) a la hora de ejercer presiones sobre su labor profesional.

Las situación precaria en la que se encuentran muchos profesionales de la comunicación día a día, influye mucho en que se vean imposibilitados para combatir debidamente estas presiones que, lejos de servir para algo, solo atentan contra la libertad de criterio del profesional de la comunicación y al final, y aún más importante, contra el derecho de los ciudadanos a recibir información libre. El estudio aporta una cifra más, en este caso igual de preocupante que los porcentajes sobre las presiones en el gremio, y es que un 57,2% de los periodistas encuestados reconoce ‘autocensurarse’.

El sueldo de los periodistas autónomos

Del estudio también podemos extraer la calidad de los sueldos que los periodistas colaboradores obtienen con su labor. En su caso, más del 35% de los profesionales de la comunicación que ejercen como colaboradores autónomos cobra menos de 1.000 euros. Por su parte, solo un 9,3% de los periodistas en plantilla es ‘mileurista’ o cobra por debajo de esta cifra.

Aunque el contexto digital brinde nuevas oportunidades y los profesionales de la comunicación se reinventen una y mil veces, hay datos preocupantes acerca de la profesión, como el hecho de que un 41% de los encuestados cree que los periodistas se han convertido en meros recopiladores de información o que un 36% opina que el miedo a la pérdida del puesto de trabajo se acaba traduciendo en una práctica profesional menos libre e independiente.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.