Descubre la ventaja competitiva que puede ser beneficiosa para tu comercio

El Neuromarketing avanza en las tiendas

Descubre la ventaja competitiva que puede ser beneficiosa para tu comercio

El Neuromarketing avanza en las tiendasEl Neuromarketing avanza en las tiendas
  • linkedin
  • google+

Actualmente la neurociencia ha pasado a ser una aliada de los responsables de marketing, que la ven como una herramienta verdaderamente útil a la hora de comprender a los consumidores y diseñar procesos de mayor efectividad.

Una solución eficaz que abre muchas puertas

El neuromarketing ha pasado a convertirse en una solución a varios problemas y una vía para conseguir buenos resultados. Tanto sus usos como sus aplicaciones llegan a muchos nichos y segmentos y el del retail no ha permanecido ajeno a esta eclosión del neuromarketing.

Aplicar la neurociencia a los procesos de compra en tiendas ayuda a comprender lo complejo que es el proceso de compra. La forma en la que compramos no es simple y sencilla, incluso si partimos de la base de que a la vez usamos, tanto el cerebro emocional como el racional.

Los vendedores, como han apuntado los analistas de Nielsen, deben ser capaces de dar al proceso de compra de relevancia en lo personal y de conectar con la parte emocional, lo que hará que la conexión con los consumidores se haga de una forma sólida y solvente.

El proceso de compra no solo es complejo por lo que implica, también es un proceso en el cual existen una serie de etapas, donde el neuromarketing tiene que jugar en todas ellas. Este proceso de compra se divide en lo que en inglés se ha dado por bautizar como entornos “pretail”, “retail” y “post-retail” (antes, durante y después).

En todos ellos, las empresas tienen que cuidar las conexiones que se realizan, jugando con varios elementos, pero siempre buscando el mismo final. Hay que ser conscientes de que cada paso del camino a la compra, existe una oportunidad para que se produzca una conexión emocional.

Uno de estos ejemplos de aplicación del neuromarketing lo tenemos en la cadena juguetera Imaginarium, que rediseñó todos sus locales después de hacer un estudio de neuromarketing. Las nuevas tiendas hacen posible que se puedan tocar los productos y que se juegue para maximizar, tanto su impacto como la relación.

No estamos ante un único ejemplo, la neurociencia cada vez más está cambiando la manera en la que compramos y como visitamos los puntos de venta. Una de las grandes sensaciones actualmente es el marketing olfativo, puesto que ya hay muchas tiendas que están recurriendo a los olores, puesto que los estudios de neuromarketing han demostrado que el olfato es un poderoso motor de venta que cambia la forma en la que actuamos.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.