El nacimiento de un nuevo gigante de la televisión y el cine

Lions Gate parece que quiere entrar entre los grandes del sector

El nacimiento de un nuevo gigante de la televisión y el cineEl nacimiento de un nuevo gigante de la televisión y el cine
  • linkedin
  • google+

En estos días ha saltado la noticia de que los estudios Lions Gate, productores entre otras de “Los Juegos del Hambre” y de la serie Mad Men, han comprado la red de televisión para abonados Starz, una fusión que la convertirá en un gigante de la televisión y el cine.

La transacción manejó unas cifras de 4.400 millones y así se convertirá en uno de los mayores grupos dedicados a la producción y distribución de películas y series de TV, contando con 56 millones de abonados, debiendo añadir la red de televisión “Encore”.

El volumen de negocios va a llegar a unos 4.000 millones anuales y tendrá un catálogo de 16.000 filmes y series. Su principal accionista es el magnate John Malone, que también es propietario de Liberty Media. Una alianza que les va a permitir competir exitosamente en el sector mundial del entretenimiento, el cual evoluciona de una manera veloz.

La unión de estas compañías sucede cuando el modelo actual de las compañías de vídeo y televisión que conocíamos, se ha visto afectado por la aparición de nuevos competidores como Netflix, Amazon o colosos de Internet, caso de Facebook, Twitter o Yahoo.

En el caso de Netflix y Amazon, no solo se han contentado como revolucionar el mundo de la televisión, su entrada en el cine ha sido triunfal y las dos compañías han conseguido lanzar sus propios filmes. A la vista de la tendencia del mercado, Lions Gate aumentó sus inversiones en el sector televisivo para situarse mejor ante el incierto futuro que parecen tener las salas de cine.

 

 

Desde que finalizara la saga de “Los Juegos del Hambre”, los estudios no habían tenido ningún éxito en taquilla. La superproducción histórica “Dioses de Egipto” que dirigió Alex Proyas no tuvo éxito comercial y las acciones de Lions Gate bajaron un 34,6% desde el mes de enero.

En la pequeña pantalla es donde Lions Gate ha obtenido los mejores resultados, sobre todo con series que fueron muy bien recibidas, tanto por público como por crítica, caso de Mad Men y Orange is the New Black.

Starz, operador de TV para abonados que emite películas y programas de USA y del exterior trata de reinventarse. De momento ha producido series propias como Outlander y Black Sails, presentando un servicio de vídeo disponible solo en línea, compitiendo de esta forma con rivales como HBO o Showtime.

La rumorología sobre el acercamiento entre las dos compañías comenzó en febrero de 2015 con la participación accionarial de una empresa en la otra. Después John Malone, dueño de Starz compró un porcentaje minoritario en Lions Gate y accedió al consejo de administración.

El proceso aceleró su marcha cuando Liberty Global y Discovery Communications, dos sociedades del imperio Malone se volvieron accionistas de Lions Gate. La fusión se hizo inevitable cuando Malone propuso que los grupos de medio tendiesen a aumentar de tamaño por ser clave cara a responder a las demandas que actualmente presenta el mercado audiovisual.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.