Los diseñadores son una pieza clave para el marketing y la comunicación de la marca

El lenguaje del diseño hoy

En muy pocos años, el diseño se ha ido incrementando llamativamente y poco a poco está más presente entre nosotros, lo vemos en agencias de publicidad, de diseño gráfico, de diseño multimedia. Otro sector que se ha visto obligado a contar con el apoyo de diseñadores han sido las imprentas, cuyo objetivo principal, hasta hace poco, era materializar las creatividades que externamente les hacían llegar diseñadores o los propios clientes y que ahora se han sumado al carro de la publicidad para ofrecer un valor añadido a sus clientes, de este modo se abaratan costes y dejan de existir los intermediarios. 

El lenguaje del diseño hoyEl lenguaje del diseño hoy
  • linkedin
  • google+

También las grandes organizaciones empiezan a apostar y a darles la bienvenida a diseñadores creativos que aporten sus ideas y sus estrategias para poner su marca o producto en el top de su competencia. Por tanto, empiezan a ser considerados y necesarios en los departamentos de marketing y comunicación de grandes organizaciones, la presencia de diseñadores que materialicen y den vida a las propuestas que se quieren llevar a cabo para promocionar como ya digo la marca o el producto que se quiera lanzar al mercado.

Estos organismos han llegado a la conclusión después de muchos números que es factible mantener un “estudio de diseño” interno que asesore y ponga todos sus conocimientos al servicio de los intereses de la firma. De este modo la responsabilidad del diseñador no es una mera cuestión de estética sino del resultado final valorado en estadísticas y gráficas reales que materializan el impacto social que ha producido en el público. Por tanto, la presencia del diseñador dentro del departamento de marketing cierra un círculo completo en los que todos navegan con un mismo rumbo con el objetivo de conseguir publicidad bien contada donde las historias pasan unos rigurosos controles de calidad que complementan todo el trabajo.

Para que esto funcione bien sabemos los diseñadores que hay que replantear la idea millones de veces, darles la vuelta, ponerlos boca abajo, boca arriba y buscarle todos los pros y los contra, pero también es cierto que el resultado es gratificante después de un gran esfuerzo. Por otro lado, también tenemos presente que cada uno interpreta las cosas a su manera, que cada vez nuestro público es más exigente y que ejecutivos y creativos tienen visiones diferentes, pero es por eso que nuestro objetivo es entender bien lo que queremos comunicar, contar con buenos briefings que dejen clara la idea o concepto y llegar a hablar el mismo idioma a través de un lenguaje universal, el diseño, la creatividad y el gusto por hacer bien las cosas.