Entrevista con José Manuel Castellano Socio Director en España de Think Creative

“El intraemprendimiento es traducir la inquietud en nuevos negocios dentro de la empresa”

“Lo que entendemos por intraemprendimiento o emprendimiento corporativo es la actividad emprendedora dentro de las organizaciones. Intentar traducir esa inquietud en proyectos empresariales y nuevos negocios dentro de la empresa”, explica José Manuel Castellano socio director en España de Think Creative, empresa especializada en ayudar a reinventar compañías.

“El intraemprendimiento es traducir la inquietud en nuevos negocios dentro de la empresa”“El intraemprendimiento es traducir la inquietud en nuevos negocios dentro de la empresa”
  • linkedin
  • google+

Desde Think Creative opinan que las empresas tienen la imperiosa necesidad de reinventarse, de reinventar sus modelos de negocio. Es un tema de supervivencia, señalan. En este sentido, la mejor manera de lograr un buen resultado es fomentando el intraemprendimiento dentro de la organización, que podrá a ayudar a desarrollar nuevos negocios y proyectos empresariales.

Para Castellanos lo primero es que las organizaciones entiendan esto muy bien, y una vez entendido, tienen que ser conscientes de que los principales motores de ese tipo de cambios tan profundos en las empresas tienen que ser ellos. En Think Creative opinan que el intraemprendimiento no es una actividad que se pueda desarrollar en el tiempo libre de las personas o por la dedicación marginal de algunos.

“Lo más importante es que haya un apoyo dentro de la empresa para que esta actividad aflore, y no solo que aflore, sino que llegue a buen término en el sentido de que se traduzca en nuevos proyectos, en nuevos modelos de negocio y que no quede solo en efecto imagen, en conseguir mejoras o corregir deficiencias”, apunta Castellanos.

¿Cómo se fomenta el intraemprendimiento?

“Lo primero tiene que haber una clara motivación dentro de la empresa, tanto a nivel de equipo directivo y sobre todo que cale en la organización para abajo. Se tiene que hacer un importante esfuerzo de motivación que responda a la pregunta de por qué. Por qué es necesario hacer esto. Si la gente en la organización no ve clara la finalidad, cualquier tipo de mecanismo para fomentar el intraempredimiento (buzón de ideas etc) va a ser difícil que tenga éxito”.

A este respecto, es muy importante la selección adecuada de las personas que tienen que ser los actores de estos procesos.

“No todo el mundo vale para todo. Es un error plantear este tipo de procesos dirigidos a la generalidad. En nuestra opinión, hay que seleccionar a la gente a quien se dirigen este tipo de programas”, añade Castellanos.

Para el director de Think Creative en España, el intraemprendedor es el mismo tipo de personaje que el emprendedor, simplemente hay que ser capaz de saber identificar a estas personas dentro de las empresas.

Por otro lado, Castellanos insiste en que tiene que ser la empresa quien apoye la generación de las ideas, y es que al final, la materia prima son las ideas.

Las ideas no surgen por generación espontánea. Hay procesos, hay métodos, hay maneras y tienen que existir marcos adecuados para la ideación. Estos marcos tienen que ser un caldo de cultivo del que surjan ideas potentes, susceptibles de luego convertirse en modelos de negocio”.

La fase siguiente sería, una vez generadas la ideas, saber qué hacer con ellas. “Una idea no es nada si no se transforma. Se tiene que transformar en un modelo de negocios con todos sus elementos”, continúa Castellanos. Posteriormente se seleccionarían las adecuadas, teniendo en cuenta que sean capaces de hibridarse entre ellas.

Es muy difícil que dentro de una empresa a una persona se le ocurra una idea genial, aunque puede pasar. Ahora, la unión de varias ideas sí puede ser un caldo de cultivo muy importante para generar un nuevo concepto. Lo que nosotros defendemos es que esto tiene su metodología y no se puede pretender que este tipo de cosas salga del tiempo libre de la gente. Hay que dedicar recursos para apoyar el intraemprendimiento”.

¿Cómo convencer al empleado de que emprenda dentro y no fuera?

“No hay ninguna necesidad de satisfacer la inquietud de emprender fuera, si dentro de la empresa se puede conseguir lo mismo. Es decir, darle salida a una idea con los recursos de la empresa. Ahora, tiene que existir el marco adecuado. Lo que no se puede pretender es que la persona dedique su tiempo a desarrollar la idea dentro de la empresa, que ésta acabe siendo un motor de rentabilidad y que eso a él de alguna manera no le afecte, ni económicamente, ni en estatus ni etc.

Aquí entra un tema muy importante, que es el marco retributivo. Sin ser la condición necesaria para que se produzca intraemprendimiento, sí es importante. Sólo con un estímulo económico no se consigue eficacia en el intraemprendimiento, pero también es cierto, que sin este estímulo económico, tampoco funciona. Tiene que estar claramente establecido qué es lo que consigue la persona que es activa en este tipo de acciones”.

Por otro lado, Castellanos opina que las empresas tienen que dedicar recursos a este tema de forma bastante exclusiva.

Además de todo lo ya expuesto, Castellanos habla de estudiar “lo que se está haciendo en otros sectores completamente distintos. Hay muchas transformaciones que no provienen del sector de las empresas. Después hay que transformarlo en modelo de negocio”, finaliza.