El gran negocio de las tendencias deportivas

La doble influencia del deporte en la sociedad: En los últimos años, se ha generalizado entre la población la necesidad de llevar una vida más sana.  

El gran negocio de las tendencias deportivasEl gran negocio de las tendencias deportivas
  • linkedin
  • google+

Dentro de los parámetros que se consideran adecuados en este aspecto, se encuentra la práctica del deporte. Así, hemos visto como cada día más gente se apunta a actividades como el running o en gimnasios. Todo, con la finalidad de mantener un cuerpo y mente sana. El deporte es una práctica que permite desconectar de la vida cuotidiana y del propio trabajo. Todo ello ha generado alrededor suyo una gran cantidad de negocio que muchos han sabido aprovechar. Para poder realizar deporte, se precisa de toda una serie de equipamiento: calzado, ropa adecuada (térmica, por ejemplo), una alimentación específica, etc. Esta nueva necesidad que ha aflorado, ha permitido a empresas y marcas conseguir un nuevo público objetivo ávido de conocer las novedades al respecto.

Por otro lado, tenemos aquellas personas que, sin practicar deporte de una forma asidua, sí tienen un gran interés en él y siguen un determinado equipo (especialmente de fútbol, pero también de cualquier otro) o deportista de algún deporte individual. En este caso, además, se toca un elemento añadido: el emocional. Las personas sienten una gran identificación con el equipo o deportista determinado, ya sea porque transmite unos valores determinados o por el hecho de sentir de forma especial aquellos colores. Recordemos que, para toda empresa, un elemento clave para asegurar un alto volumen  de ventas a largo plazo es que el cliente se identifique de forma directa con la marca, con los valores que transmite. En ese caso, la identificación es extrema, hecho que hará que aquel aficionado esté dispuesto a hacer un esfuerzo económico muy importante para tener en su propiedad lo mismo que viste su deportista o equipo favorito.  

¿Qué es una tendencia?                                            

Una tendencia equivale a una moda. Es decir, un elemento que es preferido por una parte muy importante de un determinado público objetivo porque coincide de forma muy clara con las preferencias o necesidades expresadas por él. Al haber esta coincidencia tan grande, el cliente sentirá la necesidad de consumirlo y, por ello, hasta pagará un precio tal que permitirá a la empresa que lo comercialice conseguir un margen importante.

En la misma línea, pues, una tendencia deportiva es aquella imagen compartida por todas aquellas personas aficionadas al deporte y que, por lo tanto, querrán tener en sus manos porque coincide con lo que han demandado.

¿Cómo se crea tendencia?

Detrás de toda tendencia existe una necesidad. Es decir, una tendencia solo se podrá crear y tendrá éxito si entronca y va relacionada con las necesidades mostradas por el público. Por lo tanto, el producto o servicio que se convertirá en tendencia debe resolver estas necesidades. Para poder crear esta tendencia, la empresa debe tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Preferencias del público objetivo: es imprescindible realizar un estudio de mercado y disponer del máximo de información del público objetivo. Solamente así se pueden conocer sus preferencias y adaptar el producto o servicio y la campaña a ella. Hay que tener en cuenta, también, que estas preferencias pueden cambiar. En un contexto de gran competencia y constantes impactos mediáticos, aquello que en un determinado momento podía interesar puede que, al pasar un tiempo, ya no. Por lo tanto, hay que estar, de forma permanente y constante, recogiendo información sobre nuestro público potencial. ¿Y cómo realizarlo? Algunas de las formas más adecuadas, además de los estudios de mercado, son las siguientes:
    • Actividad comercial: los comerciales o las personas que atienden en el punto de venta son clave para conocer las preferencias del público. Hay que pedirles que recojan el máximo de información posible de cada contacto. Un ejemplo, aunque no exactamente en el mundo deportivo, lo encontramos en la marca Zara. En cada una de la multitud de tiendas que tienen repartidas por el mundo, cada día, el responsable pasa información a la central sobre aquellas prendas que más se han vendido, las opiniones recogías y lo que no ha tenido tanto éxito. A partir de los parámetros recogidos, los diseñadores realizan los modelos correspondientes a partir de estas preferencias recogidas. Por ese motivo, la rotación en las tiendas de esta compañía es tan alta.
    • Uso de las redes sociales: son un espacio ideal para que aquel público más interesado en lo que la empresa comercializa muestre su opinión y nos haga conocer cuáles son sus preferencias en cada momento.
  • Necesidades específicas de la actividad: por ejemplo, las personas que salen a correr precisarán de un tipo de calzado especial que les sea cómodo para seguir; precisarán de una ropa específica, cómoda pero que a la vez, cuando hace más frío, les abrigue; de unas gafas para poder taparse del sol; de unos determinados complementes alimenticios para aguantar el ritmo y prepararse… Cada actividad tiene sus propias características que hay que conocer para poder ofrecer innovaciones que permitan hacer más fácil y cómoda su realización.
  • Lugares mediante los cuales el público se informa: existen portales, revistas especializadas o ferias sobre actividades concretas. Otros deportes más conocidos, como el fútbol, ya son publicitados por los grandes canales de comunicación por la elevada demanda que tienen. Por lo tanto, según en qué espacio se encuentre el producto que queremos comercializar, utilizaremos un medio u otro.
  • Llevar a cabo la correspondiente campaña de marketing: la campaña de marketing debe centrarse especialmente en aquellos elementos diferenciadores que permiten solucionar y satisfacer la necesidad de forma específica. Productos y servicios deportivos existen muchos. Por lo tanto, si se quiere conseguir un espacio en el mercado, será imprescindible innovar y presentar alguna diferencia respecto las compañías que ya están establecidas.  
  • Uso de deportistas o equipos reconocidos: es la forma más rápida de llegar al gran público. A cada deportista se le asocia una determinada imagen y es seguido y reconocido por ello. Por lo tanto, si vemos a este personaje con la correspondiente prenda, se dota de una gran credibilidad al mensaje y todas las personas seguidoras suyas también lo querrán tener. 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.