Supondrá un ahorro de cerca del 75 % de la cotización por contingencias comunes

El Gobierno anuncia una tarifa plana de cien euros para contratos indefinidos

Mariano Rajoy ha anunciado durante el debate sobre el estado de la nación que “a partir de este momento" se pondrá en marcha una "tarifa plana de cotización a la Seguridad Social de cien euros" para la contratación indefinida de nuevos trabajadores durante los 2 primeros años siempre que suponga la creación de empleo neto.

El Gobierno anuncia una tarifa plana de cien euros para contratos indefinidosMariano Rajoy durante el debate del estado de la nación
  • linkedin
  • google+

"Es el momento de favorecer la creación de empleo estable con una nueva e importante reducción de las cargas sociales", comentó Rajoy.

Esta rebaja de cotizaciones, que se aprobará en el Consejo de Ministros del viernes 28 de febrero permitirá, según Rajoy, que cualquier empresa y autónomo, "independientemente de su tamaño, que quiera contratar a más trabajadores y lo haga de forma estable, independientemente de su edad", cotice a la Seguridad Social (por contingencias comunes) cien euros al mes.

Esta medida supondrá un ahorro para las empresas o autónomos de cerca del 75 % de la cotización por contingencias comunes, lo que, aplicado a un sueldo bruto anual de 20.000 euros, implica que el empleador se ahorrará 3.520 euros anuales de cotización a la Seguridad Social por cada nuevo empleo creado.

Así, la cotización se limitará a cien euros al mes (1.200 euros anuales), "ni uno más durante los 24 primeros meses. Siempre que suponga un aumento de plantilla", ha subrayado el presidente.

"Estamos hablando de creación neta de empleo y de empleo estable", ha añadido Rajoy al explicar que en el caso de que una empresa no mantuviera el contrato del trabajador durante los 3 años siguientes a la contratación inicial deberá reintegrar todos los beneficios aplicados.

Las empresas o autónomos que se beneficien de esta medida no habrán podido realizar despidos colectivos ni individuales que sean declarados improcedentes en los seis meses anteriores a la firma de los nuevos contratos.

También deberán estar al corriente de sus obligaciones tributarias y con la Seguridad Social.

Esta regulación no afecta a la aportación del trabajador ni a la aportación empresarial por el resto de contingencias (desempleo, Fogasa y formación profesional), a las que se aplicará las reglas ya vigentes de cotización.

Tampoco tendrá impacto en la cuantía de las prestaciones económicas a las que puedan tener derecho los trabajadores, que se calcularán aplicando el importe íntegro de la base de cotización.