El fracaso inspira a los ganadores

Hay muchos ganadores que han sabido aprender de sus fracasos. Steve Jobs fue uno de ellos, le despidieron de la compañía que él mismo fundó y ese fracaso le inspiró para no darse por vencido y seguir creciendo.

El fracaso inspira a los ganadoresEl fracaso inspira a los ganadores
  • linkedin
  • google+

En los años 70, Steve Jobs junto a Stephen Wozniack creó el primero ordenador personal de la historia y la compañía Apple Computer. La compañía tuvo un gran éxito hasta que en los años 80 Jobs fue despedido y creó Next Computer. En el año 1996 Apple compró Next Computer y Jobs volvió a la compañía que había creado. Posteriormente Jobs creó el Iphone y el Ipad, y falleció en el año 2011por cáncer.

La historia de Steve Jobs, contada de forma breve, es un claro ejemplo de superación. Todos escuchamos hablar de personas con éxito en los negocios, pero esas personas en la mayor parte de los casos se han inspirado en sus fracasos.

Las causas más frecuentes del fracaso de los emprendedores

La falta de planificación. Un proyecto emprendedor que no tenga una estrategia claramente definida en todos sus ámbitos puede traernos problemas en el futuro. Debemos tener previstos todos los escenarios posibles tanto de éxito como de fracaso y qué debemos hacer en cada caso. No es extraño el supuesto de empresas que crecen muy deprisa, no son capaces de gestionar ese crecimiento y desaparecen.

La falta de financiación. La búsqueda de financiación para su proyecto, es uno de los principales objetivos de los emprendedores. Esto ha hecho surgir figuras como los business angels, las rondas de financiación o el crowdfunding. Sin embargo, en ocasiones no se encuentra financiación a tiempo y esto supone el fin de la empresa ante la falta de liquidez.

Baja aceptación. Puede que creemos un producto o un servicio excelente pero que no interese demasiado al público y no tenga mucha aceptación. Para evitar esto, lo esencial es testear el mercado con una versión de prueba de nuestro producto o servicio para comprobar la aceptación y hacer las modificaciones pertinentes en base a las opiniones del público.

Cómo aprender del fracaso

El fracaso no debe desalentarnos, sino que nos deberemos esforzar en descubrir la causa de ese fracaso para no volverla a repetir. Cuanto antes lo aceptemos y lo asumamos antes seremos capaces de seguir y de aprender. Te proponemos algunas claves para aprender de los errores cometidos.

Analiza los errores

En el momento en que se produce el fracaso es el oportuno para analizar todo lo que hemos hecho. Qué acciones hemos realizado y cuáles han funcionado y cuáles no. Por ejemplo, nuestro error puede haber sido comenzar el proyecto con amigos o familiares sin haber fijado las responsabilidades de cada uno, o lanzar un producto al mercado tras meses de desarrollo sin haberlo testeado con el público.

No exageres               

Es muy habitual que exageremos las consecuencias de un simple error y no lo miremos con perspectiva sobre todo en los primeros momentos. Aprende a calmarte y a mirar con objetividad para ver si se trata de un simple error que se puede solucionar o un fracaso con consecuencias mayores.

Descubre si has hecho todo lo posible

A veces trabajamos en proyectos que no nos apasionan y eso supone que no hagamos todo lo posible por alcanzar el éxito o puede suceder que en algún momento disminuya nuestra motivación y no hagamos todos lo posible por triunfar. Analiza tu situación y descubre cuál es tu caso concreto.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.