El éxito de una franquicia es elegir bien el negocio

La utilidad de pensar bien la franquicia por la que queremos apostar merece pensarlo bien

El éxito de una franquicia es elegir bien el negocioEl éxito de una franquicia es elegir bien el negocio
  • linkedin
  • google+

El sector de las franquicias en España ha crecido de una manera bastante equilibrada en las dos últimas décadas, salvando algún año de crisis donde se haya producido algún estancamiento. El último informe de la AEF indicó que en el año 2015 las redes centrales franquiciadoras que operan en España aumentaron un 2,7% formando un total de 1.232 y la facturación llegó a 26.482 millones de euros, un 2.3 % más. La cifra de establecimientos aumentó un 3% y alcanzó los 65.810 y el empleo lo hizo hasta un 2% para un total de 253.913 trabajadores.

La inversión que se solicita a una persona que quiere abrir una tienda con una franquicia varía, hay centrales que solicitan inversiones de entre 10.000 y 12.000 euros y otras que llegan a solicitar hasta 600.000 y 700.000 euros. La media suele ser de entre 30.000 o 40.000 euros. Actualmente, la financiación de los bancos está algo mejor y los intereses son más pequeños, pero debemos tener claro que el banco costeará entre el 50% y 60% de la inversión. El monto restante lo afronta el franquiciado con los ahorros que disponga.

¿Una fórmula que pueda garantizar el éxito?

Las franquicias representan la principal fórmula de crecimiento para el emprendimiento y las pymes en sectores como el comercio minorista, pero debemos dejar claro que lo más importante para tener éxito no es el dinero, lo principal es que el emprendedor tenga un perfil adecuado y seleccione bien la franquicia donde va a invertir.

El franquiciado tiene que ser una persona con iniciativa propia para resolver los problemas y no debe pensar que es la franquiciadora quien tiene que resolverlos. La marca puede aportar notoriedad y ayudarte a conocer, pero el éxito depende bastante de cada persona. El riesgo a la hora de montar una empresa siempre existe, pero si madura lo suficiente puede que ese riesgo sea mínimo.

Las personas que estén interesadas en poner un negocio de franquicia no deben tener prisa, aunque nos lleve meses, debemos estudiar de manera escrupulosa los datos económicos de cada central franquiciadora, antigüedad, derechos y obligaciones que contraes y tenemos que tener claro que el franquiciado debe tener unos recursos propios para poder afrontar los comienzos.

El negocio comienza al primer minuto que hayamos abierto, pero debemos recordar que normalmente una franquicia necesita entre 3 y 5 años de crecimiento sostenido y razonable para que podamos decir que está consolidada. En cuanto al franquiciado que abre un establecimiento tendrá entre uno y tres años. Lo normal es que antes de cumplir cinco años se puede ir recuperando el montante invertido en el negocio.

Las franquicias se dan en muchos sectores, pero donde siguen en franca escalada es en el sector referente a los servicios, donde podemos incluir tanto a la hostelería como a la restauración, moda, estética y el mundo de la belleza. Podríamos decir que existen quizás demasiadas franquicias en el campo de la hostelería, pero al final el juez que manda es el mercado, la competencia puede ser buena y siempre existen posibilidades de crecer.

Esperamos que después de este artículo te hayan quedado un poco más claras las posibilidades que se pueden encontrar en las franquicias, un mundo que pese a sus riesgos ofrece una salida que desde luego tiene posibilidades de éxito para todos aquellos que sepan bien como elegirla y estén dispuestos a poner toda la carne en el asador.

Montar un negocio nunca es fácil, ni si quiera cuando cuentas con una empresa apoyándote y proporcionándote su “know-how”. Como podemos imaginar, al final es cuestión de echarle ganas, ser disciplinado y tener un poquito de suerte, que siempre es necesaria.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.