El estilo nórdico, empresas que apostaron por él y triunfaron

Uno de los estilos decorativos que más está triunfando últimamente es el nórdico o escandinavo, poco a poco se extiende por todas partes y algunas empresas ya triunfan con él.

El estilo nórdico, empresas que apostaron por él y triunfaronEl estilo nórdico, empresas que apostaron por él y triunfaron
  • linkedin
  • google+

Menos es más, hoy en día cuando en todas partes nos rodean excesos, cada vez son más los que desean unirse al estilo escandinavo para redecorar sus espacios a base de sobriedad de líneas y materiales, juegos de texturas y de luz que añaden calidez, optimismo y relax a cada rincón.

Es uno de los estilos decorativos que más está triunfando en los últimos tiempos, y es que, a pesar de tratarse de una tendencia decorativa originaria de los países del norte de Europa, se ha ido extendiendo poco a poco por todo el continente, e incluso, por otros rincones del mundo. Y no es de extrañar, porque con él se logran rincones cálidos, luminosos, funcionales y depurados.

Mucho ha tenido que ver con su popularidad en España, la llegada de un gigante como Ikea, en el que muchos piensan cuando se habla de diseño escandinavo, que abrió su primera tienda en la península en 1996 tras establecerse en la localidad canaria de Telde en 1978. Pero si indagamos un poco en este estilo, llegaremos mucho más lejos, sin quedarnos solo en Ikea.

El estilo nórdico nació en una etapa en la que el diseño tradicional de los países nórdicos, basado tradicionalmente en la funcionalidad de los objetos, añadió la estética a sus valores, ayudando a cubrir las necesidades emocionales de la gente y creando cosas bellas que hacen la vida un poco mejor.

En 1954, una exposición llamada “diseño nórdico” recorrió Norteamérica promoviendo el estilo de vida escandinavo, y entonces fue cuando se acuñó por primera vez el nombre, pero su origen se remonta, en realidad, a varios años atrás, más o menos entre las dos grandes guerras.

En 1930, Estocolmo acogió una exposición centrada en el mueble y el diseño, en la que aparecieron diseños vanguardistas con un claro mensaje político y social, y al finalizar esta exposición, el funcionalismo comenzaría a dar sus primeros pasos. Tras este momento, tuvo lugar otra fecha clave para el interiorismo escandinavo, fue en 1955 cuando se celebró la muestra de objetos domésticos de Helsingborg, la ‘H55′, y que influyó muchísimo en fabricantes y artistas.

Cuando llegaron las democracias a Europa, el estilo nórdico puso de relieve el hecho de que los diseños debían de ser accesibles para todo el mundo, por lo que a menudo el diseño escandinavo también es llamado diseño democrático. El principal objetivo del estilo escandinavo es crear entornos y diseños confortables, alegres y cómodos, porque el hecho de tener que pasar muchas horas en casa debido al clima en esta zona, se lleva mucho mejor si el hogar en agradable. Y el diseño es impecable y agradable, porque triunfa en todo el mundo aunque por el clima no se haga necesario.

Años más tarde, los diseñadores escandinavos buscaron la ergonomía, y también el racionalismo, y dando con ello comenzaron a evitar lo frívolo. Pero si seguimos pensando que el diseño escandinavo es como un catálogo de Ikea, tal vez nos estemos equivocando, o no, pero en palabras de Halén, historiador del diseño, “IKEA es un peligro para nuestra imagen. En su catálogo no todo es diseño nórdico. Ellos trabajan con diseñadores de todo el mundo. Y también producen por todo el mundo. En general, priman la sencillez, pero no siempre. Y la calidad, en ocasiones es excelente, pero en otras podría perjudicar nuestro prestigio. (…) En la época de la posguerra, cuando empezó a cuajar el diseño, muchos de los objetos eran caros. Ni mucho menos accesibles para todos. Hoy, Ikea, que sí es plenamente democrática, no es en cambio plenamente nórdica.”

En nuestro país destaca un negocio muy relacionado con el diseño nórdico, que además tiene la peculiaridad de que nació y creció en las redes sociales, sabiendo crecer y asentarse hasta contar con dos tiendas físicas en ciudades destacadas, como lo son Valencia y Madrid. Hablamos de Kenay Home, un referente en el sector del mueble, que nació de la mano de Ángeles Almendro y Paula Martino, ésta última creadora y arquitecta de la firma, que han sabido sacarle el máximo partido a sus redes sociales y a su tienda online.

Su pasión por el diseño nórdico, su cercanía y trato personalizado les han llevado a que hoy en día todo el mundo desee tener los muebles de Kenay en su salón, y en cada rincón de su casa, que sus redes sociales cuenten con miles de seguidores y que sus dos tiendas físicas, así como su tienda online, estén cosechando un éxito tras otro.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.