• linkedin
  • google+


Después del asesoramiento al cliente por parte de nuestro delegado, es el interesado el que nos manda la información al departamento de tramitación. En este paso, se abre una propuesta con la documentación recibida y se deriva al departamento de riesgos, que es el encargado de estudiar dicha propuesta. Tras su análisis declaran la aprobación o negación de la propuesta.



En el caso de considerarse una propuesta denegada, la operación no puede realizarse. En caso afirmativo, el delegado informa al cliente y este último decide si desea o no formalizar un contrato.



A partir de la obtención del contrato, nos encargamos de verificar con el librado los datos del pagaré sean correctos y todo esté en vigor,  ya que lo que nos diferencia de otras empresas es que realizamos el estudio sobre el librado y no sobre el cliente. Además, el cliente que descuente con nosotros no le aumenta su riesgo bancario, por lo que aumentará su capacidad de financiación.



Una vez efectuada esta verificación, se realiza el pago de la operación y el cliente dispondrá del dinero de forma inmediata. Todo ello sin haber sobrepasado el plazo de 48 horas.