Superávit de la balanza de bienes y servicios

El déficit por cuenta corriente se reduce en 500 millones en enero

El déficit de la balanza por cuenta corriente se reduce a la mitad durante enero de 2015, quedando en los 400 millones de euros, frente a los 900 registrados durante el mismo mes durante el ejercicio anterior. 

El déficit por cuenta corriente se reduce en 500 millones en enero de 2015Imagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+


La balanza por cuenta corriente mide los ingresos y pagos al exterior que han tenido lugar por el intercambio de mercancías, servicios, rentas y transferencias al extranjero. Durante el primer mes de 2015, se ha producido un superávit de la balanza de bienes y servicios, aspecto al que el Banco de España atribuye estos resultados, informa Europa Press.



Las cifras superan a 2014



La balanza de bienes y servicios se ha incrementado un 42,8%, hasta llegar a los 1.000 millones de euros, mientras que se ha producido una bajada de un 11,7% del déficit de la balanza de rentas, que ha alcanzado los 1.500 millones de euros.



Parte de la reducción del déficit, se debe a que se ha producido un aumento hasta los 2.100 millones de euros en la balanza de turismo y viajes, que se había fijado en enero del año anterior en 2.200 millones.



En cuanto a la cuenta de capital, se ha conseguido igualar el déficit, al haber alcanzado los 100 millones de euros en este año, que han venido a compensar el déficit de 100 millones al que se llegó en 2014.



La capacidad de financiación de la economía española ha aumentado durante el primer mes de este año, llegando 13.600 millones de euros, frente a los 12.900 millones que se acumularon el año pasado.



Por sectores



La cuenta financiera por sectores, sin incluir al Banco de España, ha registrado entradas netas por valor de 5.300 millones de euros, frente a las salidas de capital que tuvieron lugar en el periodo de 2014.



El 2014, en conjunto



La conclusión a la que llega el Banco de España es que el ejercicio anterior, 2014, se cerró con un superávit por cuenta corriente en el conjunto de los pagos de ese periodo de 8.500 millones de euros, ocasionado sobre todo por el saldo positivo obtenido en la balanza de bienes y servicios.