Aumenta el desequilibrio de la balanza comercial y de rentas

El déficit por cuenta corriente se dispara hasta junio

La balanza por cuenta corriente -que mide las transacciones monetarias entre España y el resto del mundo- acumuló entre enero y junio un déficit de 9.900 millones de euros, frente al déficit de 1.000 millones del mismo periodo de 2013.

El déficit por cuenta corriente se dispara hasta junioEl déficit por cuenta corriente se dispara hasta junio
  • linkedin
  • google+

Según los datos publicados por el Banco de España, esta evolución refleja principalmente el incremento de los déficits de la balanza comercial y de la balanza de rentas. Por el contrario, se produjo un aumento del superávit de servicios, mientras que el saldo de transferencias corrientes se mantuvo estable.

Asimismo, el déficit acumulado de la balanza comercial en el primer semestre de 2014 se situó en 9.000 millones (3.400 millones en el mismo período del año anterior), debido al mayor crecimiento de las importaciones (6,7 % en tasa interanual) respecto al de las exportaciones (2,3 %).

En la balanza de turismo y viajes, el superávit acumulado hasta junio ascendió a 14.500 millones, ligeramente superior al del mismo período del año anterior (14.000 millones). La cuenta de capital acumuló en el primer semestre de 2014 un superávit de 4.000 millones (3.900 millones en 2013).

Además, la economía española experimentó en los primeros seis meses del año una necesidad de financiación de 5.900 millones de euros, frente a una capacidad de financiación del pasado año de 2.900 millones.

La cuenta financiera de todos los sectores, excluido el Banco de España, acumuló en el primer semestre de 2014 salidas netas de capital por valor de 6.000 millones (frente a entradas netas por valor de 43.300 millones en el mismo período del año anterior).

Las salidas netas de la cuenta financiera, excluido el Banco de España, se materializaron mediante la inversión directa y la otra inversión, mientras que se contabilizaron entradas netas en inversión de cartera y en instrumentos financieros derivados.

Las inversiones directas originaron salidas netas de 5.300 millones y las inversiones directas de España en el exterior dieron lugar a salidas de fondos por valor de 11.800 millones en el primer semestre de 2014, que fueron superiores a las entradas registradas en concepto de inversiones directas del exterior en España, por un importe de 6.500 millones.