Entrevista a José M. Párraga, Director Técnico de INCYDE y sus incubadoras

“El dato de éxito de las empresas participantes dobla el de las estadísticas generales”

El 80% de las empresas cierran al año de haber nacido, un dato “terrible”, que el Instituto Cameral para la Creación y el Desarrollo de la Empresa (INCYDE) consigue reducir a la mitad, según nos comenta su Director Técnico, José María Párraga.

“El dato de éxito de las empresas participantes dobla el de las estadísticas generales”“El dato de éxito de las empresas participantes dobla el de las estadísticas generales”
  • linkedin
  • google+

“Crear una empresa es muy fácil, lo difícil es mantenerla”, afirma Párraga quien desde su puesto en INCYDE ayuda a que un 40% de las empresas de reciente creación sobrevivan al primer año de vida.

¿Qué es Incyde?

Como se puede advertir en su nombre, INCYDE es una iniciativa del conjunto de las Cámaras de Comercio, que se creó con el objetivo principal de fomentar el espíritu emprendedor así como la creación y consolidación de empresas.

¿Qué hace INCYDE por los emprendedores y los empresarios?

Como dice Párraga: “Si nadie te ofrece trabajo, tienes que buscarte las habichuelas”. Esta fundación lo que facilita tanto al emprendedor como al empresario son los conocimientos y las herramientas necesarias para que las semillas de las “habichuelas” germinen.

Es decir, este instituto ofrece programas formativos gratuitos en los que se adquieren conocimientos y se desarrollan habilidades con la finalidad de crear empresas.

¿Cómo lo hacen? Después de formarlos y tutorizarlos, se ubica a los participantes en su red de viveros, que actualmente cuenta con 98 incubadoras repartidos por toda la geografía española. Es en este punto en el que el emprendedor se está transformando en empresario. Asimismo, las empresas también tienen hueco en estos viveros, donde “se mejora lo que están haciendo”, explica Párraga.

“Es decir, diagnosticamos la empresa (áreas comerciales, financieras, marketing, interiorismo, escaparatismo etc.) y les hacemos un plan a medida”, resume nuestro interlocutor.

En los viveros hay oficinas, locales y naves en los que poder desarrollar las diferentes actividades. Una de las características de esta fundación es que no se “olvida” de los emprendedores/empresarios a los que “mentoriza” durante los dos años que dura su estancia en los viveros.

Por otro lado Párraga quiso incidir en el abanico heterogéneo de los sectores con los que trabajan, porque en su opinión “las industrias emergentes están muy bien, pero también tiene derecho a salir adelante la señora de la mercería, el señor de la pescadería y ahí es donde nosotros trabajamos”.

Participantes

“Tenemos desde la persona que nos llega desubicada, y que viene a nosotros como última esperanza porque lo ha probado todo, al que se presenta con una idea bastante desarrollada, contrastada y con un pequeño estudio de viabilidad. Pasando también por empresas con tres generaciones a sus espaldas”, apunta este representante de INCYDE.

Para Párraga, una de las claves del éxito de este instituto es su metodología totalmente adaptable y personalizable, debido en gran medida a la heterogeneidad de sus participantes.  

“Gran parte del tiempo lo pasamos individualmente tutorizando al emprendedor o empresario que quiere emprender o mejorar lo que está haciendo. Esa es un poco la clave, que hacemos trajes a medida”, señala.

Requisitos

Para poder estar ubicado en un vivero, en el que el tiempo máximo de estancia será de dos años, previamente has tenido que hacer uno de sus programas formativos, que como recalca Párraga son completamente gratuitos y abiertos a todo el mundo. Lo único que se exige es un alto interés y participación.

“Pedimos seriedad, gran compromiso. En el proceso de selección valoramos las ideas que tengan proyección y a la vez analizamos al emprendedor para que ver que detrás hay una realidad o que por el contrario es todo una fantasía y se va a perder el tiempo”, señala.

Una vez finalizado el curso, los emprendedores/empresas son ubicados en alguna de las 2.500 plazas que existen en los 98 viveros, que contienen 1.422 oficinas y 152 naves industriales.

Viveros

En INCYDE están apostando por especializar los viveros en determinadas áreas que entienden que tienen una alta potencialidad desde el punto de vista del crecimiento, como podría ser el medio ambiente, la tecnología (apps), la energía eléctrica, los juegos, o la biotecnología.

Como ejemplo de la alta especialización de estas incubadoras, Párraga nos comenta que están poniendo en marcha un vivero en Vigo en el que se ubicará a empresas relacionadas con la tecnología aeroespacial.