Las autoridades deciden actuar para tratar de legalizar el crédito privado en el país asiático

Comienza a funcionar el crédito privado con programa piloto en el este de China

La ciudad oriental china de Wenzhou, epicentro de una grave crisis de deuda local en 2011 por el abuso que se hizo allí durante años de los préstamos informales entre particulares, ha puesto en marcha el primer programa piloto para legalizar y regularizar el crédito privado en el país.

Primer programa piloto para legalizar y regularizar el crédito privado en ChinaEl crédito privado comienza a funcionar en China
  • linkedin
  • google+

Las autoridades decidieron actuar ante la compleja situación que atravesaba la ciudad, uno de los centros industriales y de negocios más importantes del este de China, al tratar de regular una realidad que estaba fuera de su control.

Las nuevas normas, que establecen cómo llevar a cabo préstamos por parte de personas o entidades no financieras de manera autorizada y supervisada por el Gobierno local, entraron en vigor este sábado, 1 de marzo, según recoge hoy el diario oficial "Shanghai Daily".

De esta manera, la nueva Regulación para la Financiación Privada de Wenzhou, cuya creación fue aprobada en noviembre por la Asamblea Provincial Popular de Zhejiang (Legislativo de esa provincia oriental china), indica las tres formas en que las empresas necesitadas de fondos pueden solicitar un crédito privado.

Para ello se han creado tres tipos de agencias intermediarias aprobadas por las autoridades: gestoras de capital privado, firmas de información financiera e instituciones crediticias no formales, todas ellas excluidas, salvo ahora excepcionalmente en Wenzhou, del sistema financiero oficial del gigante asiático.

Gran parte de la economía de la ciudad, conocida como la cuna del sector privado de China, y a cuyos habitantes, famosos por su olfato para los negocios durante generaciones, se les reconoce en varias zonas de Asia por su espíritu emprendedor, había acabado dependiendo de la enorme red de su sistema financiero en la sombra.

Para hacer posible su futuro control, en 2012 se empezaron a crear siete grandes instituciones crediticias para regular este tipo de préstamos, hasta ahora considerados informales, pero muy habituales para numerosas firmas locales al endurecer los bancos sus condiciones de acceso al crédito por efecto indirecto de la crisis.

Estas siete instituciones registran todos los préstamos privados que se hacen en la ciudad, desde este mes ya de forma obligatoria, por encima de cierta cantidad prestada.

En concreto, se contabilizan así todos los créditos superiores a tres millones de yuanes para préstamos privados (353.800 euros, 488.100 millones de euros) y a 10 millones de yuanes en total si se trata de crédito cedido por varios prestamistas (1,18 millones de euros, 1,62 millones de dólares).

Wenzhou se ha dotado además de 11 gestoras de capital privado, que han financiado hasta la fecha 618 proyectos comerciales.

Las autoridades han creado además todo un sistema administrativo para supervisar todo ese movimiento de dinero que hasta ahora se movía en la sombra, con una oficina financiera especializada, un organismo de arbitraje financiero y un equipo de investigación e incluso un tribunal, especializados ambos en delitos financieros.

A finales del año pasado varios asesores del Gobierno chino recomendaron a Pekín que fomentase la creación de nuevas compañías gestoras de activos provinciales, que pudieran hacerse cargo de los activos tóxicos en los sistemas financieros regionales, que afrontan desde niveles crecientemente preocupantes de su deuda local.

"Con un número creciente de bancos locales de ciudades y localidades, es necesario tener más compañías de gestión de activos a nivel provincial para ayudar a asumir sus también crecientes activos no rentables", advirtió en octubre Zhao Quanhuo, del Centro de Investigación sobre Ciencias Fiscales del Ministerio de Finanzas.