• linkedin
  • google+

El crédito para financiar actividades productivas ha pasado de los 944.000 millones concedidos a finales de 2011 a los 799.571 millones registrados al cierre de 2012, lo que supone un descenso de 144.487 millones, un 15,3% menos.

El sector más castigado por la falta de financiación ha sido el inmobiliario, que ha caído 78.000 millones, un 26% menos, mientras que la actividad industrial y agrícola han bajado un 8,3% (-12.246 millones) y un 7,2% (- 1.58 millones) respectivamente.

En lo que se refiere a la compra de vivienda, el saldo de préstamos ha descendido 21.257 millones, un 3,39% menos, a la vez que el crédito al consumo ha perdido 4.782 millones, un 12,68%.