El Corte Inglés pierde contra The English Cut

El Corte Inglés y The English Cut van a seguir coexistiendo

El Corte Inglés pierde contra The English CutEl Corte Inglés pierde contra The English Cut
  • linkedin
  • google+

En los dos idiomas significan lo mismo, incluso en el concepto se parecen algo, pero no tanto como para que se prohíba la segunda. Esto al menos es lo que ha entendido la Justicia Europea en 2014 y así lo reiteró el Tribunal General de la UE nuevamente.

A principios del año 2010, The English Cut S.L: presentó una solicitud de registro de marca en la Oficina de Propiedad Intelectual de la Unión Europea. La marca es la traducción literal en inglés de El Corte Inglés, por lo que el gigante español protesto de manera oficial. El 4 de octubre de ese mismo año presentaron una escrito de oposición contra el registro de la marca.

Se denunciaban los parecidos y una posible confusión por “el uso de un nombre consolidado para otros fines”. La empresa The English Cut solicitó el registro para ropa y temas en los que había competencia directa, pero la Primera sala de Recurso de la EUIPO tuvo que desestimar el recurso, ya que estimó que el público español no posee un elevado conocimiento del idioma inglés.

El argumento es fuerte y no se sostuvo en las posibles semejanzas, sino en que los españoles no tienen un elevado conocimiento del inglés y que es necesario un “esfuerzo intelectual” para que pueda existir un perjuicio.

La batalla legal continua hasta hoy, cuando el tribunal de Luxemburgo volvió a fallar en contra de la empresa. En diciembre de 2014 El Corte Inglés interpone un recurso de casación que pidió la anulación y lo consiguió. Un año después el Tribunal de Justicia de la UE anuló la sentencia y devolvió el asunto al Tribunal general para que pudiera volverse a pronunciar.

Al final, la decisión del Tribunal General volvió a ser la misma, defendiendo por un lado que una marca nacional del renombre de El Corte Inglés pueda oponerse de forma legal al registro de marcas que le puedan perjudicar para el renombre o distintivo de la marca anterior, pero se sigue pensando que, aunque hay una ligera similitud en las marcas, siguen siendo globalmente diferentes, sin existir entre ellas una identidad conceptual.

El resultado es que al final van a tener que coexistir ambas marcas, algo que sinceramente en la práctica tampoco va a suponer ningún contratiempo para el gigante de las grandes superficies española.

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.