El Corte Inglés diversifica sus fuentes de financiación.

En muchas ocasiones, cuando los grandes dan pasos en una determinada dirección, se genera un efecto llamada para el resto de sus competidores. Sería interesante que así ocurriera con el paso dado por El Corte Inglés, quien ha confirmado una emisión de títulos de renta fija en  el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF)

La financiación alternativa de El Corte InglésEl Corte Inglés diversifica sus fuentes de financiación.
  • linkedin
  • google+


En muchas ocasiones, cuando los grandes dan pasos en una determinada dirección, se genera un efecto llamada para el resto de sus competidores. Sería interesante que así ocurriera con el paso dado por El Corte Inglés, quien ha confirmado una emisión de títulos de renta fija en  el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF). Nada más y nada menos que 300 millones dirigidos a inversores cualificados a dos años de vencimiento. Lo sorprendente de todo esto es que el MARF es uno de los mercados denominados como “La Bolsa de las Pymes”. ¿Por qué un gigante de la distribución debuta en una bolsa para ‘pymes’? ¿Qué es lo que está buscando? Y, sobre todo, ¿por qué es un ejemplo a seguir?



El objetivo principal de esta acción es diversificar las fuentes de financiación. Lo que busca El Corte Inglés no es más que liquidez, a través de la emisión de estos títulos, que le reportarán financiación en condiciones muy diferentes a la tradicional financiación bancaria. No es la primera vez que esta empresa da pasos en esta dirección, con diversas emisiones en 2015 y 2013, con vencimientos a más largo plazo y rentabilidades en torno al 3%.



Sin embargo, sí es la primera vez que una empresa considerada, por su facturación y tamaño, como grande, decide activar sus títulos en un mercado en el que suelen operar las pequeñas y medianas empresas. Esta acción se lleva a cabo por la intención concreta de que los títulos sean de renta fija, de manera que cualquier inversor privado pueda acceder a ellos sin necesidad de una emisión pública de valores, con su correspondiente folleto de emisión, etc.





Todo esto nos lleva a la verdadera razón de ser de esta acción financiera y al por qué otras empresas deberían tomar ejemplo. Lo que ha hecho El Corte Inglés no es más que la búsqueda de fórmulas de financiación alternativas a la banca. España tiene un grave problema con este hecho, como ya quedó demostrado durante la crisis bancaria vivida recientemente en nuestro país.



La financiación bancaria en España



El peso de la financiación bancaria en España se sitúa en el 80%. Esto quiere decir que si una pequeña o mediana empresa necesita realizar una inversión de 1.000.000 para implantarse en un nuevo mercado, 800.000 dependerán de que un banco se los conceda. Si, tal y como ha ocurrido, los bancos cierran el grifo del crédito, significa que el 80% de los proyectos que una empresa necesite llevar a cabo no podrá realizarlos, por falta de liquidez. Y sin inversión, no hay retorno, ni beneficios, ni crecimiento. Y se entra en un ciclo de recesión como el vivido recientemente en nuestro país.



Estados Unidos consiguió salir de la crisis con más celeridad que Europa. También ha tenido problemas bancarios, pero las empresas americanas no recurren tan habitualmente a los bancos para financiar sus proyectos. De hecho, los servicios de financiación alternativa allí alcanzan un 70%.



Esto es precisamente lo que está buscando El Corte Inglés. Diversificar sus fuentes de financiación. Que no todo el crédito dependa de una única fuente, pues si esta falla, se produciría una reacción en cadena negativa.



Y, por todo lo anterior, es recomendable que muchas pequeñas y medianas empresas sigan estos pasos. La financiación alternativa está creciendo en España y en Europa, aunque todavía se encuentra lejos de los registros alcanzados en Estados Unidos.



La Ley para el Fomento de la financiación empresarial, aprobada en abril del año pasado, ha servido para regular fórmulas como el crowdfunding, cuyo uso se ha triplicado entre 2013 y 2014, según datos aportados por la presidenta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores, Elvira Rodríguez. Aun así, queda mucho por hacer. Un buen ejemplo es el Mercado Alternativo Bursátil, que apenas ha facilitado 400 millones de euros a 31 pymes. Su homólogo británico ha conseguido desde su creación 85.000 millones para 3.000 compañías.



Por lo tanto, queda camino por recorrer. Pero pasos como los de El Corte Inglés certifican la necesidad de que una empresa diversifique sus fuentes de financiación. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.