Entrevista a Pilar Molina, dueña de la tienda El Chador

El Chador, 20 años de diseño y confección de trajes de moros y cristianos

El mes de abril está marcado en el calendario de los alicantinos como el mes más importante de sus fiestas patronales, que dan paso a la celebración de los Moros y Cristianos. A esa pasión lleva unida durante más de 20 años la tienda El Chador, una empresa especializada en el diseño, confección, alquiler y venta de trajes para esta fiesta. Su dueña Pilar Molina, nos muestra la devoción por su trabajo y por la fiesta en esta entrevista concedida a Infocif.es.

Entrevista a Pilar Molina, dueña de la tienda El ChadorEl Chador diseña y confecciona trajes para la Fiesta de Moros y Cristianos
  • linkedin
  • google+


¿Qué es El Chador?



Somos una empresa de origen familiar que se dedica a la confección y el alquiler de trajes de moros y cristianos. La mayoría de los trabajadores somos devotos de la fiesta de Moros y Cristianos y tenemos muy presente que es un trabajo que tiene una fecha de servicio concreta y es muy importante tener el producto terminado a tiempo.



La empresa la dirigimos mi marido, Bienvenido Rico y yo, pero con anterioridad, la dirigía mi madre junto con otra socia. Decidimos coger las riendas del negocio y ser la segunda generación porque somos festeros desde siempre. De hecho, terminé la carrera de empresariales y decidí estudiar en una academia Corte y Confección para especializarme en el sector del diseño de trajes.



¿Por qué decides establecerte es este sector?



Por tradición familiar y afición a la fiesta de Moros y Cristianos. Mis padres me lo han inculcado desde pequeña, me enseñaron a valorar qué es tener una empresa, a valorarte como empresario y cuidar un negocio que es tuyo. Es cierto que es un sector complicado. De hecho la temporada alta de alquileres y confección de trajes abarca seis meses, desde abril hasta octubre. Además de cubrir fiestas de este estilo, trabajamos en el confección de disfraces para la cabalgata de reyes de Santa Cruz de Tenerife, pero también tenemos clientes en Murcia, Albacete o Granada.



¿En qué consiste la campaña “no es lo que llevas puesto sino quien lo lleva puesto”?



Queríamos hacer algo diferente y, a través de unos diseñadores de Creaciones My lady de nuestro pueblo, Elda, nos propusieron este proyecto. Consiste en transmitir el sentimiento de llevar un traje propio, de llevarlo con sentimiento propio. Tú eres el traje.



¿Crees que es un sector rentable?



Es complicado porque es un trabajo muy artesanal y la artesanía no está muy valorada, sobre todo en los tiempos que corren. Hacerte un traje propio ahora está desfasado. Incluso en la propia fiesta de moros y cristianos se están importando trajes desde China. Es un sector que conlleva mucho trabajo, aunque si no fuese rentable no estaríamos aquí. No se llega a valorar bien la artesanía de este sector.



 




 



¿Qué es lo más extravagante que te llegado a pedir?



Todos los años cuando lleguen carnavales, me mandan correros desde México pidiéndome trajes sueltos de piratas o de moras abanderas, que son muy espectaculares. La página web funciona muy bien y la gente se interesa mucho por el estilo que tenemos.



¿Qué tipo de clientes tenéis?



Igual me entra un pedido para una capitanía, que un traje para niño. Normalmente, nos encargan trajes para una fila en conjunto. Además los precios varían según el diseño. Por ejemplo, tenemos trajes de alquiler para filas de entre 75 euros hasta 150 euros. Si hablamos de trajes de cargos más importantes como son una capitanía los hay hasta de 1.000 euros.



¿Cuánto podéis tardas en confeccionar un traje?



Esto es un proceso y dependes de muchas manos. Ahora estamos haciendo cuatro trajes de capitanía de diseño exclusivo, y sólo los diseños, empezamos a verlos en octubre. Estos trajes tenemos que terminarlos ahora en mayo.