Previsiones de aumento de actividad

El capital riesgo ve con optimismo el 2015

El sector del capital riesgo afronta el 2015 con optimismo y es que según el informe 'Perspectivas del Capital Riesgo en España', elaborado por la consultora KPMG el private equity confía en aumentar su actividad para el nuevo año, tanto en número de operaciones como en volumen. 

El capital riesgo ve con optimismo el 2015Perspectivas del Capital Riesgo en España
  • linkedin
  • google+

De la totalidad de los directivos encuestados para dicho informe, la mayoría entiende que el principal reto al que se enfrenta el capital riesgo es el de identificar oportunidades de negocio, que en su opinión se multiplicarán durante 2015 así como la disponibilidad de recursos propios de este tipo de sociedades.

En lo que se refiere al destino de las inversiones, el 62,5% de los encuestados confiesa que centrarán su actividad en las empresas familiares, siendo el capital riesgo el socio “perfecto”, no solo por la aportación financiera sino también por su experiencia y habilidad en la gestión de negocios, según revela el informe.

Por su parte, Fernando García Ferrer, socio responsable de Private Equity de KPMG en España, opina que la reactivación del capital riesgo en España se debe principalmente a la mejora de la situación macroeconómica, al fondo público Fond-ICO Global, a la creciente inversión extranjera y a la nueva Ley de Capital Riesgo.

Por otro lado, en lo que se refiere a las desinversiones, los entrevistados esperan que éstas aumentan en torno al 90% respecto a 2014, tanto en número de transacciones como de volumen. En este sentido, las ventas a inversores industriales y a secondary buyouts (otras entidades de capital riesgo) serán los mecanismos de desinversión más frecuentes, representando el 54,8% y el 38,7% respectivamente.

En cuanto al capital riesgo dirigido a la incubación, lanzamiento, consolidación y expansión de empresas, éste también parece estar viviendo un momento dulce, sin embargo para 2015 la tendencia será la desinversión de participadas (40,3%) frente a la identificación de nuevas oportunidades de inversión (34,3%).