Los romanos, los europeos que más sufren el tráfico

El camino al trabajo genera más estrés que la jornada laboral

Los europeos sienten más estrés cuando se trasladan desde sus hogares al lugar de trabajo que durante su jornada laboral, según se deduce de un estudio realizado por Ford, que está trabajando con las autoridades competentes para ofrecer soluciones de transporte “asequibles, accesibles y sostenibles”, comenta Andreas Ostendorf, vicepresidente de Sostenibilidad de la división en Europa. 

El camino al trabajo genera más estrés que la jornada laboralEl camino al trabajo genera más estrés que la jornada laboral
  • linkedin
  • google+

La investigación, efectuada por la multinacional automovilística mediante la realización de una encuesta entre más de 5.000 trabajadores de la empresa, revela que uno de cada tres europeos opina que los desplazamientos en ‘horas punta’ por las principales ciudades europeas son impredecibles debido a los atascos, lo que les hace llegar tarde entre una y tres veces al mes.

Ford está llevando a cabo un número significativo de ensayos globales, en los cuales se están poniendo a prueba nuevas ideas de transporte, con el objetivo de conseguir una mejora en las experiencias del usuario, modelos de usabilidad y colaboración social.

Entre los retos que se han planteado, anuncia Ostendorf, destacan:

1-Indentificación y búsqueda de espacios libres de estacionamiento en áreas urbanas.

2- Mejores modos de navegar a través de ciudades colapsadas.

3-Uso de sistemas de navegación.

4-Herramientas para ayudar a las personas a tener acceso a asistencia médica en zonas remotas.

Por edades

Los empleados de entre 18 y 24 años, que utilizan una  mayor variedad de medios de transporte para llegar a sus lugares de trabajo, son lo que manifiestan que están más estresados. Un 10% de los entrevistados opina que no tiene esa sensación, mientras que un 43% señala que no han podido acceder a sus ocupaciones a tiempo.     

Sin embargo, los trabajadores de entre 25 y 34 años comentan que salen de sus hogares con tiempo suficiente para llegar puntuales, achacando como motivo los atascos que se encuentran por el camino.

Los romanos, los más estresados

Roma es la capital europea donde sus ciudadanos están más estresados que en otras ciudades cuando se desplazan a sus lugares de trabajo, lo que coincide con estudios realizados que la catalogan como la ciudad con más atascos del mundo, a la que siguen Londres y París.