• linkedin
  • google+

Lo anunció la ministra de Trabajo de Alemania, Ursula von der Leyen, en la rueda de prensa que siguió a la cumbre sobre empleo que convocó la canciller alemana, Angela Merkel, en Berlín, y en la que han participado 18 jefes de Estado y Gobierno de la UE, entre ellos el presidente español, Mariano Rajoy.

Von der Leyen recalcó que este dinero debe servir para reducir "el diferencial de crédito" entre los países del norte de Europa y los del sur, uno de los grandes problemas que estrangula el crecimiento en el continente y, consecuentemente, la creación de empleo.

Estos hasta 18.000 millones de euros se suman a los 6.000 millones destinados a combatir el desempleo en los próximos presupuestos europeos, y los 18.000 millones de distintos fondos del presupuesto comunitario anterior que aún no se han empleado y se podrían destinar a este fin, argumentó von de Leyen.

Por su parte, Merkel indicó en esta misma rueda de prensa que la fragmentación de los mercados financieros y el diferencial de los intereses ligados a las líneas de crédito en distintos países de la eurozona es la "gran barrera" a la creación de empleo.