Sube el interés de la deuda griega

El BCE cierra el grifo de liquidez a los bancos griegos

El Banco Central Europeo se niega a dar más financiación a los bancos de Grecia en sus operaciones de liquidez y el gobierno griego defiende que su banca está capitalizada y protegida. El Ibex 35 cae un 1,5%  y, el interés de la deuda griega sube.

Grecia afirma que sus bancos están capitalizados y protegidosImagen: Europa Press
  • linkedin
  • google+


El BCE no acepta la deuda



El BCE considera que, en estos momentos, no es posible asumir que la evaluación del plan de rescate de Grecia vaya a finalizar con éxito, motivo por el cual ha tomado la decisión de dejar de aceptar como garantía la deuda del país en sus operaciones de liquidez.



Tras esta determinación, aconseja a las entidades griegas que se financien con la línea de liquidez de emergencia facilitada por el banco central nacional.



Respuesta de Grecia



La decisión tomada por el BCE, señalan desde el Ministerio de Finanzas griego, “pone presión en el Eurogrupo para proceder, de forma rápida, al cierre de un nuevo acuerdo que sea mutuamente beneficioso para Grecia y sus socios”.



En la misma línea, aseguran que el sistema bancario griego se mantiene adecuadamente capitalizado y ”completamente protegido”, mediante el acceso a la línea de liquidez de emergencia (ELA), disponible en el banco central nacional.



Baja la cotización del Ibex-35



Tras la decisión del BCE de cortar la financiación a Grecia, el índice del Ibex 35 ha iniciado la sesión del 5 de febrero de 2015 a la baja, con un caída del 1,49%. La cotización se ha situado en los 10.420,2 enteros, mientras la prima de riesgo ha subido hasta los 112,90 puntos básicos, con la rentabilidad del bono a diez años en el 1,46%, informa Europa Press.



Las pérdidas al inicio de la sesión estaban lideradas por Sacyr, Sabadell, Repsol, Bankia, Popular, Santander, CaixaBank, Abengoa y BBVA.



Sube el interés de la deuda griega



La rentabilidad exigida en los mercados secundarios de deuda a los bonos griegos, con vencimiento a diez años ha registrado un significativo repunte después de la decisión del Banco Central Europeo de dejar de emitir deuda pública del país heleno.



El interés ofrecido a los inversores por los bonos griegos se situaba en el 10,676%, tras haber llegado a bajar, el 11 de febrero de 2014, hasta el 9,793%.