• linkedin
  • google+

Linde añadió que "los últimos datos apuntan a una moderación en la contracción del PIB" y aseguró que habrá "tasas positivas de crecimiento" entre julio y septiembre.

Asimismo, valora la flexibilidad que ha dado la Comisión Europea a la senda de la consolidación fiscal, al señalar un objetivo de déficit del 6,5 % para 2013 y del 5,8 % para 2014 e incide en que "este margen permitirá suavizar el impacto contractivo a corto plazo del ajuste fiscal sobre la actividad".

"Estamos en la senda adecuada para recuperar la actividad", señaló Linde, tras reiterar que hay "bases sólidas" para crear empleo y crecer, pero que sólo se conseguirá si no se abandonan las políticas reformistas.

El gobernador del Banco de España valoró la buena marcha del sector exterior, área en el que se está produciendo una corrección "más rápida e intensa" e incidió en que el ajuste del sector exterior registró superávit en tasa intertrimestral en la segunda mitad de 2012, "algo que no había sucedido desde la puesta en marcha de la Unión Económica Monetaria".

Y es que el saldo de balanza corriente se situó muy cerca del equilibrio en 2012, con un déficit del 0,2 % del PIB, por lo que Linde estima que, según las actuales previsiones, se produzcan superávits de balanza corriente para 2013, 2014 y "años sucesivos".

No obstante, el gobernador del Banco de España aseguró que la consolidación de evolución positiva del sector exterior requiere profundizar en las mejoras de competitividad, sobre todo, en el funcionamiento de los mercados de factores y de bienes y servicios, que "ayude a la contención de costes, márgenes y precios".