El descenso de préstamos a las empresas es generalizado y continuo desde 2008

El boletín del Banco de España niega que el crédito esté volviendo a las empresas

La supuesta apertura del crédito bancario a las empresas es negada tozudamente por los datos objetivos. El boletín estadístico del Banco de España recoge que en el tercer trimestre de 2013, una vez más, el crédito a empresas en España vuelve a descender, hasta los 713.773 millones de euros –un 2,32% respecto a tres meses antes- y deja claro que la caída del crédito es generalizada en todos los sectores.

El boletín del Banco de España niega que el crédito esté volviendo a las empresasEl boletín del Banco de España niega que el crédito esté volviendo a las empresas
  • linkedin
  • google+

El tercer trimestre de 2013 no es precisamente una excepción en la caída del apoyo de los bancos a las empresas en España. La bajada en el crédito vivo de los bancos y cajas de ahorro es continuo desde 2008, que se cerró con el máximo histórico de créditos a empresas, con 1,016 billones de euros.

Desde entonces el crédito ha estado cayendo  sin excepción en todos los trimestres hasta el último contabilizado por el Banco de España. En la actualidad, las empresas españolas tienen un 29,81% menos crédito concedido por entidades financieras en sus balances.

Esta caída del crédito afecta a todos los sectores. Las mayores bajadas se producen en las empresas constructoras –con un 58,55% menos- y las actividades inmobiliarias –que reducen sus créditos un 38,65% desde 2008-.

El descenso de todos los sectores sigue vigente hasta el último trimestre publicado. No ha empezado a repuntar el crédito en ningún área de actividad: ni en agricultura, ni industria, ni construcción ni en ninguno de los seis epígrafes del sector servicios, incluidas las actividades inmobiliarias. De enero a finales de septiembre el saldo vivo de crédito bancario ha caído en casi 60.000 millones de euros.

Estas cifras contradicen declaraciones por parte de algunas entidades financieras y de miembros de Gobierno que hablan de una reactivación del crédito a las empresas. Además, se hacen públicas justo después de que se haya conocido que el Banco Central Europeo (BCE) estudia penalizar el ‘carry trade’, una práctica de los bancos que consiste en tomar prestado dinero del BCE al 0,25% de interés e invertirlo con un interés muy superior en instrumentos de deuda del Estado y las Comunidades Autónomas.

Con esta práctica, en la actualidad, las entidades financieras consiguen rentabilidad sin riesgo, dado que añaden a sus balances deuda soberana, que está considerada por los reguladores como un activo mucho más seguro que el préstamos a las pymes a la hora de calcular sus cifras de riesgo.

El descenso del crédito total concedido está ayudando a que la tasa de morosidad –que es el cociente de los créditos dudosos entre el total de crédito- marque nuevos máximos. El total de préstamos dudosos a empresas alcanzó los 141.621 millones en el tercer trimestre, lo que supone una tasa de morosidad del 19,84% para las empresas.