El agente de viajes ante el nuevo horizonte tecnológico empresarial

Los profesionales del sector han tenido que pasar por una serie de altibajos debido a la crisis

El agente de viajes ante el nuevo horizonte tecnológico empresarialEl agente de viajes ante el nuevo horizonte tecnológico empresarial
  • linkedin
  • google+

Después de la lenta recuperación en el sector minorista de viajes, queda claro que el cliente demanda un trato personal, aunque cada vez es más patente la pujanza del imperio online.

No solamente el público maduro, también clientes de alto poder adquisitivo y clientes que gustan del turismo especializado, los cuales quieren soluciones a medida. Este tipo de clientela precisa especialistas con una formación que va más allá de lo tradicional, profesionales más competentes y con una mejor preparación.

La formación del personal de ventas en gestión de BBDD, protección de datos, archivo de documentación, marketing digital y conocimiento de producto, no es algo que pueda decirse que sea opcional. Debe invertirse en formación para el reciclaje del personal de ventas o se corre el riesgo de desaparecer.

Las agencias de viajes españolas cuentan con un desafío, adaptarse a estas mejoras o quedar estancadas. Cuando se hace el acto reflejo de sacar el folleto y llamar al booking, es una clara señal de que realmente no se sabe interpretar una interfaz de la web del proveedor o que la documentación que tiene el agente en su intranet se ha obviado.

Los sistemas de información y reservas que se ponen a disposición de las agencias de viajes no son perfectos. Esto debe ser una razón para mejorarlo. El que llegue la información de una forma clara y accesible es todo un compromiso y obligación del proveedor y de los servicios centrales si existen.

El soporte telefónico que unos y otros pueden prestar al agente de viaje deja entrever una falta de formación y conocimiento de nuestro propio sistema. No solo es hablar de formación técnica, también del propio producto que se oferta.

La formación es fundamental y es el único camino, aunque debe quedar claro que hay que destacar el compromiso como fundamental a la hora de acometer el aprendizaje. Algo realmente vital es el trato directo con el cliente, las habilidades como la paciencia y el saber transmitir confianza al cliente, empatía, ese factor humano que es vital.

Conocer el sector adquiere cada vez más importancia, máxime con el carrusel de novedades que se desarrolla prácticamente cada mes y que hace necesario aprender día a día. Además del personal que vemos en el mostrador, la ejecutiva o dirección deben estar sin duda a la altura cara a tomar decisiones.

Para esto, debe de darse una regeneración en las directivas que deben actualizarse en un ambiente tan cambiante como es este. En definitiva, que los nuevos tiempos, que las nuevas tecnología y la propia evolución llevan a un esfuerzo de todos los profesionales de un sector donde Internet se ha convertido en algo importantísimo para el negocio turístico.

 

 

 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.