Beneficios del teletrabajo para empresas y empleados

No siempre es posible practicarlo, pero habría que practicar el teletrabajo siempre que sea posible, por sus variados beneficios, tanto para las empresas como para sus empleados.

Beneficios del teletrabajo para empresas y empleadosBeneficios del teletrabajo para empresas y empleados
  • linkedin
  • google+

Con el paso de los años, la mayoría de las barreras que se levantaban ante el teletrabajo se han ido desvaneciendo, en parte gracias a los progresos tecnológicos. Hoy en día, es mucho más fácil, y cada vez más común, que los empleados puedan trabajar a distancia desde sus casas, buenas noticias porque el teletrabajo cuenta con beneficios para todos.

No siempre es posible practicarlo, no todos los puestos de trabajo o todas las personas pueden desempeñar sus tareas a distancia, pero muchos de ellos sí, y debería tenerse en cuenta la opción de escoger el teletrabajo siempre que sea posible, ya que cuenta con variados beneficios, tanto para las empresas como para sus empleados.

Se estima que más del 40% del trabajo que se realiza en las empresas podría realizarse a distancia. Tal vez, si analizamos los beneficios del teletrabajo, más empresas se decidan a practicarlo y puedan comenzar a disfrutar de ellos.

En primer lugar, el teletrabajo aumenta la satisfacción en el trabajo. Aquellos trabajadores que realizan sus tareas desde casa encuentran una mayor satisfacción con sus puestos de trabajo, en parte porque eliminan el estrés que se genera en ambientes de oficina, así un 25% de teletrabajadores afirma tener menos estrés con su nueva forma de trabajar.

Es indiscutible que cuanto más satisfecho está un empleado con su trabajo, mayor es la productividad que éste genera. Todo ello conduce a empleados más motivados y más contentos con su empresa, en la que querrán permanecer más tiempo y de la que hablarán siempre bien, deseando siempre que tenga éxito. Contar con empleados felices y satisfechos es un gran reclamo para atraer más talento a la empresa.

Obviamente, la posibilidad de conciliar la faceta profesional y personal de los trabajadores aumenta con el teletrabajo. Con el debate de la conciliación resonando en todo momento, hoy en día es más importante que nunca saber desarrollar una cultura organizacional, una cultura que fomente el equilibrio entre todas las facetas de la vida de los empleados.

El 80% de los teletrabajadores afirma que desde que puede trabajar a distancia es mucho más fácil mantener un equilibrio entre su vida personal y su trabajo. Se estima que los teletrabajadores cuentan, en promedio, con una hora y media extra de tiempo para dedicar a su vida personal, frente a los empleados que deben acudir a sus puestos de trabajo en otros lugares, y que invierten ese tiempo en los trayectos de ida y vuelta del trabajo.

Por otro lado, trabajar desde casa permite una mejor organización de los horarios, pudiendo adaptarlos a las diferentes obligaciones o actividades de la vida personal. Está claro que se necesita una gran capacidad para la organización del tiempo y voluntad para teletrabajar, y eso no es fácil, pero este tipo de ventaja está muy por encima de la dificultad que supone organizarse solo.

Mejoran los beneficios económicos de la empresa. No solo los empleados se benefician del teletrabajo, mejorando la conciliación o evitándose gastos como los del transporte, por ejemplo. Las empresas consiguen ahorrar también grandes cantidades de dinero. Se ha estimado que practicando el teletrabajo, una empresa puede reducir en un 30% sus gastos generales al año. No es necesario que las oficinas sean muy grandes, lo que baja el importe de los alquileres; se realiza un importante ahorro en energía, telefonía, conexiones a Internet o en material de oficina, entre otros. De este modo las empresas pueden mejorar su costes, lo que se traduce en un aumento de su rentabilidad, tan solo decidiendo practicar el teletrabajo siempre que sea posible.

La productividad se ve incrementada. Se ha comprobado que al trabajar desde casa se produce un incremento de la productividad que oscila entre el 10% y 20%. En ocasiones, el trabajo en oficina no cuenta con ningún incentivo para maximizar el rendimiento de las tareas, lo que se traduce en que muchos empleados dilaten en el tiempo la dedicación a un trabajo para que no se les asigne uno nuevo; también se realizan pausas para fumar, almorzar, etc. o se producen charlas entre compañeros, que a veces se extienden más de lo debido.

En la oficina hemos de pasar un número de horas determinado, y haremos cualquier cosa para que sea más llevadero. En cambio, al trabajar desde casa está claro que cuanto antes se finalice el trabajo, antes podremos disfrutar del resto de facetas de nuestra vida, por lo que los teletrabajadores se ven empujados a realizar más tareas de las que harían en la oficina, movidos por esta motivación.

Para finalizar, hay que destacar que el teletrabajo disminuye la contaminación y ayuda a que todos cuidemos del medio ambiente. Trabajar desde casa reduce la contaminación que provoca el transporte hasta la oficina. También ayuda a reducir muchísimo el consumo de energía en las empresas, en caso de que el teletrabajo se implantase de forma definitiva el ahorro de energía permitiría alimentar miles de hogares durante un año entero, por ejemplo. De este modo, se puede comprobar que practicando el trabajo a distancia se contribuye a reducir el impacto negativo en el medio ambiente que provocan las empresas.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.