• linkedin
  • google+

Para intentar revertir esta situación y  mejorar la rentabilidad de las compañías, los empresarios se decantaron en un 60% por la reducción de costes de personal, seguido de la opción de reducción de stock (44%), mejoras en el precio (41%), mejoras del plazo de cobro (38%) y disminuciones en inversiones no corrientes (34%).

En el apartado del acceso al crédito, el 42% manifestó haber padecido una restricción, como el aumento de las comisiones bancarias – un 79% aseguró haberlas sufrido –  el endurecimiento de las condiciones de valoración para conceder créditos (59%) o el aumento de los tipos de interés 73%.