Los centros de impresión en 3D llegan a España

Revolución por partida triple de las impresoras 3D

El arte deja de ser materia cuando se convierte en imagen. Y si esa imagen se puede imprimir en tres dimensiones todavía más. La expansión de la venta de impresoras 3D es solo cuestión de tiempo. 

Revolución por partida triple de las impresoras 3DEjemplo de Impresora 3D
  • linkedin
  • google+

Las impresoras 3D existen desde más de 30 años, pero no ha sido hasta hace poco cuando un grupo de especialistas en la materia se dio cuenta que era posible producirlas a bajo coste. Suelen ser de dos tipos genéricos: Impresoras 3D de tinta e Impresoras 3D láser. La ventaja de imprimir en tinta es la rapidez y el bajo coste que supone y la ventaja de imprimir en láser es que las piezas resisten mejor pese a que el proceso es más costoso y lento.

Al ser el primer negocio de impresión 3D offline y online José Ramón Tramoyeres, director creativo de Just Make nos cuenta “la expectación” con la que está viviendo este nuevo proyecto, y por tanto desconoce el “impacto que pueda tener”. Pero el positivismo es el primer peldaño hacia el éxito.

Asegura que para estar “empezando ahora” con esta iniciativa, ya cuentan con la “colaboración de importantes diseñadores” como Cul de Sac, Dvein, Héctor Serrano, Siemprevivas, Yes (gglab + Kids), lawerta y gglab + Paco Morales.

Gracias a la impresión offline “tenemos nuestros propios productos con diseños exclusivos de nuestro colaboradores”, explica Tramoyanes. Además, añade las tres diferencias que les hace únicos: “disponemos de tres servicios exclusivos: uno, es venir tú con tus propios diseños a la tienda y te los imprimimos” el segundo “es que contamos con productos de los diseñadores que colaboran con nosotros y exponen sus proyectos en la tienda para que la gente los compre” y por último, “ofrecemos formación, impartimos talleres para las personas.”

Otro experto en materia David Bordonada, responsable de la tienda online cooking-hacks (venta de impresoras 3d) afirma que la venta de este producto “ha ido creciendo exponencialmente en los últimos años” y asegura que la clave del éxito “ha sido la liberación de códigos y diseños de impresoras”.

En 2009 y 2010 se produjo el movimiento “rep-reat” que consistía en fabricar impresoras a partir del material de otras. Aprovechar el material y poder modificar a tu gusto el diseño de tu propia impresora. Tener una impresora en casa diseñada a tu antojo ya es posible. Aquí cada cual puede dejar volar su imaginación.