Entrega una copia del DNI antes del 30 de abril

DNI en el banco: Cómo evitar que te bloqueen la cuenta

Es muy posible que hayas recibido en tu buzón una carta de tu entidad bancaria estas últimas semanas. ¿El motivo? Para que presentes el DNI si no quieres que te bloqueen la cuenta. Si tu banco no dispone de una copia de tu carné de identidad tendrá la obligación de dar de bloquear tus cuentas bancarias.

Entrega una copia del DNI antes del 30 de abrilAntes del 30 de abril tenéis que presentar el DNI en vuestro banco si no queréis que os bloqueen la cuenta
  • linkedin
  • google+

¿Por qué quieren bloquear mi cuenta?

Así lo indica la ley para la prevención del blanqueo de capitales y de financiación del terrorismo, que obliga a las entidades bancarias a tener identificados a todos sus clientes antes de que llegue la fecha límite: el 30 de abril de 2015.

¿Qué tipo de documentos nos pueden pedir?

Según indica la normativa, los bancos tienen la obligación de pedir el Documento Nacional de Identidad (DNI) de todos aquellos asociados que formen parte de una misma cuenta, así como de aquellas personas que tengan una cuenta individual.

Asimismo, también podrán pedir la Declaración de la Actividad Económica (DAE), un documento que será firmado por el propio cliente y que muestra la actividad económica que realiza el declarante, así como el documento que acredite dicha actividad, ya sea económica o profesional.

¿Cuánto tiempo tengo?

Tienes hasta el 30 de abril para entregar el DNI en las entidades bancarias en que tengas abierta alguna cuenta. Algunos bancos permiten enviar un correo electrónico con la fotocopia del DNI o incluso que lo adjuntes a través de un apartado en su página web.  

En este sentido, la Ley 10/2010 estableció cinco años de plazo para entregar la fotocopia del Documento Nacional de Identidad, un plazo que se termina la semana que viene.

¿Qué ocurre si me bloquean la cuenta?

Si no se hace entrega de esta documentación, los bancos tienen la obligación de bloquear la cuenta al día siguiente de la entrada en vigor de la Ley 10/2010.

Si esto sucediese, el cliente no podrá utilizar ni operar con esa cuenta, ni usar las tarjetas, ni tampoco hacer transferencias. En el caso de que los bancos no las bloqueen, podían enfrentarse a multas valoradas en unos 600.000 euros.