Esta empresa ofrece flor natural cortada, flor artificial, accesorios para floristas y decoración

Distribución de productos florales y para la decoración en Flores Fornés

Flores Fornés es “una empresa de distribución de productos de decoración enfocados a la floristería”, explica Miguel Fornés, gerente de la empresa.

Distribución de productos florales y para la decoración en Flores FornésDistribución de productos florales y para la decoración en Flores Fornés
  • linkedin
  • google+

Flores Fornés inició su andadura en 1973, cuando su fundador, Antonio Fornés, iba al mercado de flor de Barcelona a cargar personalmente de flores el barco que iba hasta Palma. Tiempo después, a principios de los años 90, fundadores e hijos empezaron a trabajar conjuntamente convirtiéndola en una pequeña empresa que ha ido creciendo hasta ahora.

Esta empresa es especialista en distribuir a las empresas flor natural cortada, flor artificial, accesorios para el florista, cristal, velas y antorchas, y decoración. También se pueden encontrar soluciones integrales en arte floral y decoración para espacios y eventos.

Desde sus inicios la empresa ha ido creciendo paulatinamente. Durante el 2008 se experimentó una bajada en las ventas que duraría unos años coincidiendo con la crisis, aunque actualmente han empezado a crecer un 10%. Durante el 2012 decidieron que era el momento de hacer una gran inversión que contribuyera a la buena marcha de la empresa construyendo su propio almacén.

Flores Fornés ofrece sus servicios de floristería en Baleares, aunque también se pueden comprar por Internet. El producto más demandado por sus clientes es la flor natural aunque paralelamente y para servir mejor a las floristerías también ofrecen flor artificial y accesorios especializados.

“Seguimos las últimas tendencias tanto en decoración como en variedades de flor, porque nuestro objetivo principal es trabajar para ofrecer productos novedosos y de la mejor calidad a través de un servicio personalizado”.

Las claves que han llevado al éxito a Flores Fornés tras 41 años de historia han sido, “profesionalidad, rapidez e implicación con el cliente”, concluye Miguel.