Ángel María Herrera: “Necesitamos a esos locos emprendedores”

Diez ‘obviedades’ no tan obvias del emprendimiento

Necesitamos a esos locos (emprendedores)”, aseguró Ángel María Herrera, fundador de la célebre editorial online Bubok, - publica el 20% de todos los libros en España – para los que enumeró las diez ‘obviedades’, no siempre tan obvias, que el emprendedor tiene que tener en cuenta en ese proceso de ‘locura’ de lanzar su empresa.

Diez ‘obviedades’ no tan obvias del emprendimientoÁngel María Herrera (dcha)
  • linkedin
  • google+

En este sentido, Herrera fue el ponente de la charla “Emprendedores vs Inversores. Destinados a entenderse”, un título que encajaba perfectamente con lo que este emprendedor se disponía a contar.

  1. La primera obviedad es que “no se puede montar una empresa sin dinero, para lo que emprendedores e inversores están abocados a entenderse”. Por lo tanto, la primera pregunta que debería de hacerse el emprendedor es ¿necesito inversión o necesito financiación o con el capital que aporte el equipo vale?
    Para Herrera la mejor opción es tener clientes desde el principio, para que sean ellos los que vayan metiendo dinero en la empresa nada más empezar. Si no es así, tendrías que plantearte si lo que buscas es un autoempleo, para lo que necesitas financiación, ergo no inversión (socios), o si por el contrario tienes entre manos un negocio escalable, que sí requeriría de esos ‘compañeros de cama’ con dinero.
  2. En segundo lugar es importante conocer las reglas del juego. Saber dónde te metes, y valorar los riesgos.
  3. Hablando de ‘compañeros de cama’, el siguiente paso sería precisamente elegir bien a esos compañeros. Asegúrate de que compartes los mismos valores que tus socios, de lo contrario, esto generará problemas.“No pasada nada si tu intención es simplemente intentar fórrate con el negocio, pero asegúrate de que tus socios estén en la misma onda”, comentó Herrera, quien recomendó, formar equipos con talentos compatibles, que estén equilibrados.“Un equipo formado por tres ingenieros no suele funcionar”, dijo Herrera.
  4. Una vez tenemos ya el equipo/socios, es igualmente importante hacer un buen ‘pacto de socios’. “Hay que negociar como enemigos para trabajar como amigos”, aseguró el fundador de Bubok, quien opina que las cosas hay que dejarlas habladas y escritas desde el principio, ya que los problemas surgen cuando menos te lo esperas, que es cuando el negocio va bien.
  5. El quinto punto Herrera lo llamó ‘aprender a cuidar al otro’. “Inversores y emprendedores hablan diferentes idiomas, por lo que hay que preocuparse de aprender el lenguaje del otro. La relación emprendedor-inversor tiene que ser fluida y constante, es necesario mantener a los inversores informados, por ejemplo con un informe mensual sobre la actividad y estado del negocio. En este reporte es recomendable incluir la evolución de la empresa, incluyendo las principales métricas.Asimismo, es recomendable prepararse las juntas de accionistas, si se van a tratar temas serios, intentar avisarle antes de la temática a tratar.Por otro lado, Herrera cree positivo “celebrar los hitos de la empresa, que refuerza al equipo y su entorno”. Este empresario de éxito también estima necesario celebrar los fracasos, siempre que de ellos se haya aprendido. “El fracaso no es bueno, lo que es bueno es el aprendizaje que se saca de él. Por el contario, si no se aprende, será un doble fracaso”.
  6. El siguiente eslabón de la cadena sería una de las obviedades no tan obvias más representativas de esta lista, como es “pedir dinero a la gente que lo tiene”. Según Herrera conseguir dinero requiero mucho tiempo y esfuerzo, por lo tanto, hay que asegurarse de acudir a aquellos lugares que sí disponen de fondos. “Hay que evitar a aquellos que te dicen que están a punto de cerrar un aumento de capital, porque al final los que cierran son ellos y tú has estado perdiendo el tiempo”.
  7. Los dueños de las empresas son los accionistas”, otra obviedad que a veces se les olvida a los emprendedores. “Hay que aprender también a mirar desde el punto de vista de los accionistas”, comentó Herrera, quien señaló que a veces el emprendedor se le olvida qué es lo mejor para el negocio y antepone ‘su proyecto’ a los beneficios.
  8. Esta lista continúa con “aprende rápido”, para lo que hay que escuchar, “una cualidad muy poco común entre los españoles”. También es muy importante “aprender a matar a la empresa” cuando está agonizando.“Los emprendedores estamos tan cerca de las empresas que no vemos sus signos vitales, para lo que es interesante tener a alguien que lo vea desde fuera”. Herrera confesó haber cerrado 2 o 3 empresas, y el éxito le ha llegado de igual manera.
  9. En noveno lugar “hay que pensar cómo ganar dinero y generar valor para los accionistas, ya que estos asumen un riesgos muy alto, pero a cambio también esperan obtener una rentabilidad muy alta”. En esta línea, este madrileño del popular barrio de Carabanchel comenta que también “hay que aprender a vender una compañía, para lo que es recomendable estar auditado desde el principio”.
  10. Para finalizar, el emprendedor tiene que tener muy claro cuándo y dónde acaba su labor. “Los emprendedores no solemos ser grandes gestores, por lo que tenemos que buscar a aquellos que nos pueden ayudar. En cuanto a la función de los inversores, Herrera dijo que éstos no suelen involucrarse demasiado en la actividad cotidiana, así que mejor no contar con ellos en este sentido.