Innovaciones que cambian el mundo y los negocios

Ideas clave para estar al día en los negocios

Alfons Cornella, fundador de Infonomia, y su socia Antonella Broglia nos descubrieron las “diez ideas clave para estar al día en los negocios” durante la ponencia Update 10, que se enmarcó en el Congreso Internacional de Jóvenes Empresarios.

Diez ideas clave para estar al día en los negocios (I)Diez ideas clave para estar al día en los negocios (I)
  • linkedin
  • google+


Cornella y Broglia son expertos en analizar el mercado en busca de las últimas tendencias innovadoras, que en su opinión revolucionarán el mundo de los negocios.



Estas tendencias las sintetizaron en 10 ideas, de las que a continuación expondremos cinco, y dejaremos el resto para otra entrega.



Resolver problemas. La manera más sencilla de hacer negocio es aportar algo que solucione un problema. Según Cornella hay que estar siempre atento a ver que demanda el mercado, y actuar en consecuencia. No se puede forzar al mercado a absorber un producto/servicio sin haber analizado antes si éste lo demanda.



En este sentido, Cornella dio varios ejemplos de empresas que actúan siguiendo esta idea como ikeahackers, Stikets, QB House, easycut, ecospace, badennova, arandipur, aquareturn.



Consumo colaborativo (P2P). La gente tiene cada vez menos dinero, por lo que este tipo de consumo se está convirtiendo en algo masivo, según declaró Broglia. En su opinión, las redes sociales han permitido que las plataformas que facilitan este consumo estén en plena ebullición. En este sentido podemos encontrar negocios como la española blablacar, lyft o citybike.



Broglia también habló de los negocios de préstamos o de reparaciones como repaircafe, chairish, Dig n swap, freecycle, taskrabbit, lendingclub, common bond, puddle, o one fine stay.



Tecnologías emergentes. Las nuevas tecnologías suponen cada vez más una oportunidad de negocio, a las que hay que estar muy atentos. Según Cornella, la tecnología nano y el grafeno (un material de reciente invención) son la auténtica revolución.



Cornella citó por ejemplo las posibilidades que supone el aluminio transparente, como podría ser el caso de un avión fabricado a modo de cristalera, donde se pudiera ver todo el cielo.



Por otro lado, la nanotecnología ha hecho posible un producto como Ultra Ever Dry, una película que repele todo tipo de sustancia líquida o viscosa. Otro ejemplo es Nanotex, la tecnología aplicada a los tejidos.



Dentro de las tecnologías emergentes, el fundador de Infonomia destacó dos campos por encima del resto: las aplicaciones de salud, y la impresora en 3-D.



Unos ejemplos de gadgets médicos son Cardiio, una app que te toma las pulsaciones con solo mirar al móvil, 23 and me, un test de ADN que te indica el riesgo que tienes de padecer enfermedades, mc10, chips que se adhieren a la piel y que monitorizan el estado de tu cuerpo, o Sensimed, una lentilla que ayuda a curar el glaucoma.



En cuanto a la impresora en 3-D, Cornella opina que va a cambiar la industria, convirtiéndose en el futuro de la manufactura. Un par de ejemplo de empresas que ya están usando esta tecnología son: cunicode y optomec.



Conella también destacó las oportunidades que generará el bioprinting, la capacidad de recrear órganos humanos, en lo que trabaja organovo.



En cuarto lugar, Broglia recomendó el libro “¿De dónde vienen las buenas ideas?” de Stephen Johnson donde se explica qué hacer para tener el mayor número de ideas. En este sentido, esta analista de mercados nombró a los espacios de coworking, “donde se cruzan ideas”. Los locales de coworking son lugares de trabajo comunes donde se reúnen diferentes profesionales, que inicialmente no tienen relación entre sí. De estos espacios suelen salir interesantes sinergias para los allí instalados.



Cornella lanzó una pregunta al aire: ¿Qué hace el que crea empresas? “Sale, habla, prueba, molesta, se mueve en definitiva”.



Manufactura 3.0, o la nueva revolución industrial, centrada en una industria innovadora y especializada. Cornella propone aprovechar al máximo la tecnología para conseguir este fin.



Uno de los máximos exponentes de esta idea es el robot Baxter, que no necesita de software para programarse, simplemente con mover sus articulaciones, éste los recuerda y los replica. En el sector automotriz está por ejemplo Magna o Valvet Automotive