Diez consejos para conseguir financiación para una startup

No es fácil ser emprendedor, y creo que a esa conclusión podremos llegar todos aquellos que en alguna ocasión nos hayamos lanzado a la piscina, o a la locura, como dicen otros.

financiacion empresasDiez consejos para conseguir financiación para una startup
  • linkedin
  • google+

Pero, ¿sabéis qué? Merece la pena arriesgarse y ser ese “desquiciado” que lo intentó, arriesgó y triunfó. Ahora bien, mantras aparte hay que decir que no es tarea sencilla, y siendo sinceros no todo el mundo está preparado para aguantar a pie de cañón las mil y un tempestades que vendrán.

De ahí que a la hora de emprender haya que pensarse mucho qué, cómo y por qué se va a tomar el crucial paso, pues cada detalle será clave, y claro está, que la financiación, el eslabón más débil y peligroso de la cadena, no se iba a escapar. Resulta crucial tener claro cómo vamos a obtener los fondos necesarios para sacar nuestro proyecto adelante, por lo que vamos a echar un vistazo a las principales fuentes de financiación de una startup. Unas se adecuarán más que otras, por lo que convendría hacer un plan de negocio en profundidad.

1.Medios propios

Claro está que si disponéis del dinero suficiente para invertir en vuestro propio proyecto, no necesitaréis fuentes externas. Resulta obvio, aunque suele ser una vía inusual. Eso sí, esta forma, además de no depender de entidades ajenas, tiene una ventaja muy buena de cara al futuro, y es que si más adelante necesitáis captar fondos para crecer, los inversores verán que vosotros mismos fuisteis los primeros en creer en vuestro proyecto y apostar por él. ¿Qué mejor carta de presentación? Ahora bien, no vayáis a invertir el dinero que necesitáis para las cosas básicas: hipoteca, colegios, cuota del Ferrari, etc.

2.Capitalizar el paro

¿Habéis estado cotizando durante años sin cobrar el paro y no necesitáis una inversión enorme? Entonces quizá os podría interesar capitalizar el paro, o lo que es lo mismo, cobrarlo en una sola tanda. Consultad en vuestra oficina de empleo más cercana vuestro caso, pero os voy adelantando que es una vía que emplean muchos emprendedores.

3.Amigos y parientes

Antes de salir a pedir dinero a otros sitios, ¿por qué no buscarlo en casa? Si vuestra familia o amigos tienen la posibilidad de financiaros deberíais plantearos esta opción seriamente. De todas maneras no dejéis que os presten sin un interés, pues de justos es recompensar que hayan apostado por vosotros. Ahora bien, tened en cuenta que el dinero puede acabar generando problemas, por lo que debéis tener muy claro que estaréis en disposición de devolver esa cifra pase lo que pase. Una promesa es una promesa, y no es plan de perder amigos o de crear un turbio ambiente familiar por ella.

4.Subvenciones

Las diferentes administraciones públicas tienen diversos programas de subvenciones que os podrán venir de mil maravillas. Incluso en algunos casos os podrán cubrir todas las necesidades a fondo perdido. ¡Un chollo! Consultad en vuestra comunidad autónoma, diputación y ayuntamientos. Eso sí, no os vayáis a hacer muchas ilusiones, pues en España aún no estamos al día en lo que a emprendimiento se refiere, por lo que las opciones de conseguir éxito por esta vía no son muy halagüeñas.

5.Préstamos bancarios

Saliendo del ámbito familiar y administrativo lo más frecuente es llegar a los bancos de toda la vida a pedir un préstamo de consumo, o directamente de inversión. Pero claro, aquí la cosa ya se complica, pues si no tenemos un aval de peso podremos ir olvidándonos. En este apartado también incluyo las líneas de crédito ICO, que si bien salen de fondos públicos son gestionadas por bancos.

6.Financieras

En las financieras es posible que encontremos mayores facilidades a la hora de obtener financiación, pues para tener mercado no les queda otra que ocuparse de los clientes que los bancos rechazan. De ahí que sus comisiones sean mucho más elevadas, algo con lo que tendréis que tener mucho cuidado. Es posible incluso que os ofrezcan un importe mayor al solicitado; no piquéis, pues recordad que más tarde habrá que pagar.

7.Tarjetas de crédito

A la hora de financiar vuestra startup debéis tener cuidado con las tarjetas de crédito, pues la tentación de emplearlas para lo que no está previsto es alta. Además de ello cobran muchos intereses. No es la mejor manera de obtener financiación, la verdad.

8.Prestamistas

De las opciones de financiación exterior quizá ésta es la peor de todas. Los prestamistas personales no suelen pedir muchos requisitos, cierto, pero a cambio los intereses suelen ser muy fuertes, por lo que habría que tener cuidado.

9.Business Angels

Una de las formas de inversión más interesantes de cuantas os podréis encontrar. Un business angel es una persona que invierte en startups y proyectos de alto riesgo a cambio de una participación societaria. Por otra parte suelen ofrecer su experiencia en el mundo de las startups y las inversiones, por lo que pueden ser muy útiles.

10.Fondos de inversión

Este sistema de financiación no suele estar disponible en los inicios, ya que por regla general este tipo de inversores se enfocan más en startups ya asentadas. Básicamente invierten con la idea de abandonar el proyecto más adelante, pues su negocio realmente está en especular con las acciones de la compañía.

Bonus

Aquí va una idea adicional que quizá os podría ayudar, especialmente si vuestro proyecto busca solventar un problema común o tiene una vertiente social muy fuerte: se trata del crowdfunding. Esta técnica se basa en presentar la startup en uno de los portales que manejan esta vía de financiación y exponer todo, si es con un vídeo mejor. La gente interesada irá aportando dinero a cambio de algún beneficio o detalle futuro. Una vía de financiación muy acorde con los aires nuevos que traen las startups.

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.