Llega a los 1,035 billones de euros

La deuda pública alcanza máximos históricos y se reducirá a partir de 2016

La deuda pública del conjunto de las administraciones ha aumentado en más de 1.600 millones de euros en relación al año anterior, alcanzando durante este 2015 los 1,035 billones, muy alejada de los objetivos marcados por el Gobierno. 

La deuda pública alcanza máximos históricos y se reducirá a partir de 2016La deuda pública alcanza máximos históricos y se reducirá a partir de 2016
  • linkedin
  • google+

Estos resultados, que llegan al 97,8% del PIB, la sitúa en máximos históricos, con un incremento del 5,1% respecto a 2014, lo que hace que se encuentre a gran distancia de los objetivos fijados por el Gobierno para este año en los Presupuestos Generales del Estado, un 100,3% por encima, informa Europa Press.

A pesar de ello, el Gobierno insiste en que, según sus estimaciones, comenzará a reducirse a partir de 2016. Desde que comenzó la crisis económica en 2008, la deuda pública se ha caracterizado por llevar un ritmo ascendente, trayectoria que continuará durante el presente ejercicio.

Valor de la deuda

Más de dos tercios de la deuda pública, está emitida en valores a medio y largo plazo, llegando estos préstamos, en enero de 2015, a caer hasta el -0,1, quedando en 746.115 millones de euros.

A corto plazo, los valores de la deuda pública se incrementaron en 1.380 millones de euros, es decir, pasaron de 77.611 durante el mes de diciembre de 2014, a 78.991 millones en el pasado mes de enero, lo que representa un alza del 1,7%.

De igual forma, en enero los créditos no comerciales y el resto alcanzaron los 210.367 millones, un aumento de 0,7% respecto al mes de diciembre de 2014.

Los factores que, según el Ministerio de Hacienda, han venido influyendo desde 2014 en la evolución de la deuda pública española son:

1-El intenso proceso de consolidación fiscal que ha tenido lugar durante los últimos tres años.

2-El hecho de que la deuda pública no se haya visto afectada por las medidas que, de forma excepcional, se aplicaron por necesidad durante el 2012 y el 2013.

Entre ellas, destacan la recapitalización del sistema financiero, la financiación concedida a través del Fondo de Pago a Proveedores y el Fondo de Liquidez Autonómica (FLA) y la contribución española a los programas de asistencia financiera de Grecia, Portugal e Irlanda, así como el Fondo de Amortización del Déficit Eléctrico (FADE).