Destripando la factura. Qué puntos básicos debes conocer

Cuando estás dispuesto a emprender un negocio por cuenta propia son muchas las dudas que te pueden asaltar. Los pasos a seguir, los derechos y obligaciones que vas a contraer o cómo funciona el tema de la facturación de los bienes o servicios que hayas proporcionado a tus clientes. Hoy queremos analizar, de forma sencilla y rápida, algunos de los puntos básicos de la factura.

Destripando la factura. Qué puntos básicos debes conocerDestripando la factura. Qué puntos básicos debes conocer
  • linkedin
  • google+

Cuando estás dispuesto a emprender un negocio por cuenta propia son muchas las dudas que te pueden asaltar. Los pasos a seguir, los derechos y obligaciones que vas a contraer o cómo funciona el tema de la facturación de los bienes o servicios que hayas proporcionado a tus clientes. Hoy queremos analizar, de forma sencilla y rápida, algunos de los puntos básicos de la factura.

Qué es, qué tipos existen y qué datos obligatorios ha de contener. La facturación y todas las posibles opciones en cuanto a tipos y modelos de factura son muchísimas, y van a estar muy relacionadas con el tipo de negocio o negocios al que te dediques y a otras variables. De momento, analicemos lo fundamental.

¿Qué es la factura? Es el documento mercantil que que refleja toda la información de una operación de compraventa entre el emisor (quién presta el producto o servicio) y el receptor (el cliente). Están obligados a emitir y entregar facturas los empresarios o profesionales por la venta o prestación de servicios que realicen en el desarrollo de su actividad.

¿Qué tipos de factura existen?

Factura ordinaria: documenta la entrega del producto/servicio, junto a los impuestos aplicables y los precios, agrupando todos los datos requerido según la normativa vigente.

Factura Simplificada: documentan lo mismo que la ordinaria, pero con un número de datos más reducido. Es lo que antes conocíamos como ticket, y están permitidas en determinados casos y para importes reducidos.

Factura Rectificativa: creadas para documentar correcciones en una o varias facturas anteriores, por devoluciones de productos o comisiones por volumen, por ejemplo.

Factura Recapitulativa: es la que documenta agrupaciones de facturas o albaranes de entrega de un período de tiempo. Para que tengan validez fiscal, deben ser anuladas las facturas anteriores.

Factura Electrónica: es la versión digital de la tradicional factura en papel, y para que tenga validez legal ha de ir completada con la firma electrónica del emisor y el sello, garantizando así la autenticidad (el emisor es quién dice ser) y la integridad (su contenido no ha sido alterado). Los requisitos legales respecto al contenido son los mismos que con la factura tradicional, y se permiten varios formatos, siempre y cuando, faciliten la interoperabilidad.

¿Qué datos deben aparecer en la factura?

El número de factura y la serie: todas las facturas deben tener un número y una fecha, y éstos deben ser correlativos, es decir, que la factura siguiente tendrá un número mayor y una fecha posterior, a la factura que le precede. Pero dentro de la numeración de las facturas también está la serie de facturación, un nombre en clave que nos permite organizar las facturas y que suele el año en curso, por ejemplo la factura número 87/2016. Aunque se pueden usar series variadas siempre que el su uso esté justificado, ayudándonos así a la organización de las facturas.

La fecha de factura (cuándo es emitida), y la fecha de realización de la operación (si es diferente a la de emisión).

Datos del emisor y del cliente: nombre completo o razón social, NIF o CIF y todos los datos del domicilio fiscal, de cada uno.

La descripción de la operación. Qué servicio/productos se venden, incluyen el detalle de unidades, precio unitario, descuentos y ofertas no incluidas en el precio.

El desglose de los porcentajes de IVA aplicados a cada operación dentro de la propia factura, y también el desglose de todas las cuotas de IVA, es decir, el importe del IVA repercutido al cliente, que debe aparecer siempre por separado.

Precepto legal, al emitir una factura exenta de IVA. Que debe incluirse incluso cuando en la factura haya varias operaciones y la exención solo afecte a parte de ellas.

Esto es solo la punta del iceberg, el tema de la facturación es largo y enrevesado, si quieres ampliar información aquí podrás encontrarla. 

Añadir nuevo comentario

Plain text

  • No se permiten etiquetas HTML.
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.